“Nunca existió nada llamado pueblo palestino en 1917”, afirma historiador palestino


“Para conmemorar el centenario de la Declaración Balfour, Mahmoud Abbas, Presidente de la Autoridad Palestina, publicó un artículo de opinión en el diario The British Guardian. Después de castigar a Lord Balfour por prometer “una tierra que no era suya ni tenía derecho de prometer”, describió al pueblo palestino como “una nación orgullosa con una rica herencia de antiguas civilizaciones y cuna de las religiones abrahámicas”. [The Guardian, 1 de noviembre, 2017]

Contradiciendo la revisión histórica que realizó Abbas, justo un día antes, la televisión oficial de la Autoridad Palestina transmitió una entrevista con el historiador Abed Al-Ghani Salameh, quien explicó que en 1917 no existía ningún pueblo palestino.

Durante la transmisión, el anfitrión del programa preguntó: “Siempre existió una lucha histórica por Palestina y muchos deseaban gobernarla. ¿De qué manera afectaron las aspiraciones de gobernar a la existencia palestina, las opciones de los palestinos y las posibilidades de desarrollo de los palestinos?”. Salameh respondió: “Nunca existió nada llamado el pueblo palestino” en 1917 dice el historiador palestino…

“Antes de la Promesa Balfour (es decir, la Declaración) cuando finalizó el mandato otomano (1517-1917), las fronteras políticas de Palestina tal como las conocemos hoy día no existían y no había nada que se llamara pueblo palestino con una identidad política tal como la conocemos hoy, ya que las líneas divisorias administrativas de Palestina se extendían de este a oeste e incluían a Jordania y el sur del Líbano y al igual que todos los pueblos de la región, los palestinos fueron liberados del dominio turco e inmediatamente pasaron a ser parte del dominio colonial, sin formar una identidad política de pueblo palestino” [TV oficial de la Autoridad Palestina, 1 de noviembre, 2017].

En su artículo en el diario The Guardian, Abbas continuó revisando la historia afirmando: “Yo tenía 13 años para el momento en que fuimos expulsados de Safed”. Esto contradice las propias palabras de Abbas en el 2013, cuando admitió en la televisión palestina que los residentes de Safed no fueron expulsados ​​sino que abandonaron Israel en 1948 por su propia cuenta, tal como lo informó anteriormente la organización Palestinian Media Watch.

Muhammad Jamjour, Fuad Hijazi y Ataa Al-Zir “cometieron asesinatos brutales particulares (a judíos) en Safed y Hebrón”, de acuerdo a un informe del gobierno británico a la Liga de Naciones. Estos fueron sentenciados por atacar a soldados británicos y asesinar a judíos en la masacre de Hebrón de 1929, en la cual 65 judíos fueron asesinados. Estos fueron ejecutados por los británicos en 1930.

“El Ejército de Liberación [Árabe] se retiró de la ciudad [de Safed en 1948], haciendo que los pueblos [árabes] comenzaran a emigrar. En Safed, al igual que en Hebrón, la gente temía que los judíos se vengaran por la masacre [árabe] [de judíos] en 1929. La masacre de 1929 fue más severa en Safed y Hebrón (Nota: 65 judíos fueron asesinados en Hebrón, 18 en Safed). Mencionemos a los 3 individuos de estas ciudades que fueron ejecutados (por el tribunal británico, por el cargo de “asesinatos brutales”): Ataa Al-Zir, [Muhammad] Jamjoum y Fuad Hijazi. Hijazi de Safed y los otros dos de Hebrón. El pueblo (de Safed en 1948) sintió mucho temor y provocó que la gente se marchara de la ciudad de una manera desordenada” [TV oficial de la Autoridad Palestina, 1 de enero, 2013]

La Declaración Balfour del 2 de noviembre, 1917 fue una carta del Secretario de Asuntos Exteriores británico Arthur Balfour al Barón Rothschild declarando que “el gobierno de Su Majestad ve con buenos ojos el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío”. En 1922, la Liga de Naciones adoptó esto y responsabilizó al Mandato Británico “de implementar la declaración”, conduciendo de esta manera al voto de la ONU en 1947 y al establecimiento del Estado de Israel.

El mandato otomano del área comenzó en el año 1512 y duró más de 400 años.”

Fuente: Hatzad Hasheni – Itongadol

Que Abbas se entere: la capital eterna de “Palestina” no es Jerusalem, es Damasco.


Artículo de Daled Amos para Elder of Ziyon:

Según Mahmoud Abbas , Jerusalén es la “eterna capital del Estado de Palestina”. Por otra parte, Abbas es el dictador árabe palestino cuyo mandato terminó en 2009. No solo Abbas y los árabes palestinos saben que Jerusalén es la capital de “Palestina”: también creen que tienen una idea bastante acertada de cómo es “Palestina”.

Aquí está el logo del  Movimiento Juvenil Fateh . Los límites de lo que ellos llaman “Palestina” son básicamente las fronteras de Israel, excepto que también incluyen Gaza y Cisjordania. Sigue leyendo “Que Abbas se entere: la capital eterna de “Palestina” no es Jerusalem, es Damasco.”

La gran mentira palestina.


El jefe palestino Mahmoud Abbas declaró recientemente que Israel es “una empresa colonial que no tiene nada que ver con el judaísmo”. Moisés, el rey David y miles de años de historia judía estarían en desacuerdo. Israel y los judíos son parte de la historia de la civilización humana. Más del 50% de la raza humana tiene un libro sagrado que habla del viaje judío a Israel. Eso incluye la propia copia del Corán de Mahoma. Sigue leyendo “La gran mentira palestina.”

La invención del pueblo palestino: breve historia de la colonización árabe de Israel.


La gran verdad que oculta el xenófobo antisionismo es que el llamado pueblo palestino, del que no hay evidencias históricas  y que nunca ha reclamado una patria palestina hasta bien entrado el siglo XX es un pueblo fabricado para negar los legítimos derechos del pueblo judío a establecerse en Israel, un pueblo, el llamado pueblo palestino, sin historia, sin identidad, cultura o folclore propio inventado sobre diferentes migraciones de musulmanes y grupos poblacionales diferentes.

Sobre esta amalgama de emigrantes musulmanes y nómadas beduinos se fabricó la ficción nacional palestina que tanto daño, dolor y violencia ha originado en Oriente Medio.

Es del todo imposible deslegitimar al estadoxenofobo de Israel afirmando ser un país de colonos y no hacer lo mismo con el ente palestino.

Un dato de interés, resulta muy llamativo en este artículo como la población beduina crece a un ritmo natural pero la población árabe sedentaria se multiplica sorprendentemente

Artículo sacado de Nations pour Israel: Sigue leyendo “La invención del pueblo palestino: breve historia de la colonización árabe de Israel.”

La invención del pueblo palestino: emigración y densidad de población


Mas evidencias de la inmigración árabe hacia las tierras de Israel

nli-article-31

Artículo de The Palestine Post (predecesor de The Jerusalem Post) que evidencia esa inmigración proveniente de las zonas limítrofes atraídos por el progreso ocasionado por el sionismo.

Una de las criticas recurrentes del antisionismo es el mantra de la emigración judía a Israel, ignorando deliberadamente que tambien hubo una inmigración árabe muy importante que daría lugar al pueblo palestino que sería inventado por la ONU.

The Palestine Post, 6 de julio de 1947

La invención del pueblo palestino: ¿Puede un pueblo olvidar su nombre?


¿Que tipo de nacionalismo es aquel que necesita que una potencia extranjera ponga nombre a su país, que tipo de pueblo es aquel que ni siquiera se muestra capaz de adjudicarse un gentilicio a si mismo?

Pues un nacionalismo artificial y un pueblo inventado, como lo es el novedoso nacionalismo palestino y el, inédito para la historia hasta bien entrado el siglo XX, pueblo palestino.

Cito a la poca sionista escritora alemana Grudrun Krämer acerca del nombre “Palestina”:

En cambio, es seguro que los británicos lo recuperaron (el término Palestina)  y se sirvieron de él para designar por vez primera desde hace siglos y con efectos permanentes  una unidad política propia”

O dicho de otra forma, fueron los británicos, y no los árabes que residían en la zona,  quienes rescataron el termino “Palestina”  para darle un significado político-administrativo y no solamente geográfico como ocurría hasta entonces.

Fuente: Historia de Palestina. Desde la conquista otomana hasta la fundación del estado de Israel. Gudrun Krämer, ed. Siglo XXI, pag  16.

dav

Hasta el difunto Arafat lo reconoció: “Jordania debería ser el estado de los “palestinos”


Reproduzco literalmente un texto relativo al interés de Arafat para negociar,  tras la respuesta legítima de Israel a las organizaciones terroristas palestinos por los asesinatos de Munich y días antes de la guerra del Yom Kippur,  seguramente con el objetivo no realizado anteriormente de tomar el poder en Jordania tras la expulsión violenta de los palestinos  por el rey Hussein de Jordania. En ese texto  reconocía de forma taxativa que Jordania deberñia ser el estado de los “palestinos”

Helo aqui:

“… Arafat se lo tomo como un signo de que la détente entre las superpotencias estaba obligando a Washington a tener más en cuenta los punto de vista de Moscú acerca de Oriente Medio y quiso saber más. Ese verano le pidió a un socio cercano que se acercara al embajador norteamericano en Iran, Richard Helms,  y que propusiera conversaciones entre la OLP y Washintong basadas en dos principios: que Israel está ahí para quedarse y – mas controvertido- QUE JORDANIA DEBERÍA  SER EL HOGAR DE UN HIPOTETICO ESTADO PALESTINO (229)*. Fue el primero de varios mensajes  que el dirigente de la OLP envio en los siguientes meses a la Administración Nison a traves de intermediarios como el rey Hassan de Marruecos.”

(229)* Henry Kissinger, Years of Upheaval, Londres y Nueva York, 1982, pp. 626-627

Fuente: “ARAFAT, la biografia”, de Tony Walker y Andrew Gowers. Ediciones Jaguar. Pagina 133

Blog de WordPress.com.

Subir ↑