En solo tres meses, 1.32 millones de judíos fueron asesinados por los nazis en la Operación Reinhard


La Operación Reinhard, conocida como la mayor campaña de asesinatos durante el Holocausto, fue peor de lo que los historiadores imaginaron. Un estudio reciente publicado en Science Advances encuentra que en tan solo tres meses, al menos 1,32 millones de judíos murieron, casi un cuarto de todas las víctimas judías de la Segunda Guerra Mundial.

El hallazgo se basa en un antiguo conjunto de datos que contó el número de judíos que fueron obligados a abandonar sus hogares en los trenes, que luego los llevaron a los campos de exterminio en Polonia conocidos como Belzec, Sobibor y Treblinka. Una vez allí, la mayoría de estas víctimas fueron asesinadas en cámaras de gas. Este registro permitió al investigador del estudio Lewi Stone, profesor de biomatemática en la Universidad de Tel Aviv (Israel) calcular la tasa a la que los nazis mataron a sus víctimas durante la Operación Reinhard. Su análisis muestra cómo los nazis lograron su “objetivo de destruir a todo el pueblo judío de la Polonia ocupada en el menor tiempo posible”, según contó a Live Science.
El genocidio ocurrió rápidamente y en completo secreto, lo que “aseguró que el pueblo judío no tuviera oportunidad”. La escala de la matanza ocurrió tan rápido y fue tan extrema que supera la del genocidio de Ruanda en 1994, donde los hutus mataron hasta 800.000 víctimas tutsi en tan solo 100 días, y que a menudo se considera el genocidio más intenso del siglo XX, afirma el experto.
Operación Reinhard
En solo 21 meses, desde marzo de 1942 hasta noviembre de 1942, la Operación Reinhard se cobró la vida de 1,7 millones de personas. Pero la mayor parte de los asesinatos ocurrieron durante septiembre, octubre y noviembre de 1942. Deutsche Reichsbahn, el ferrocarril nacional alemán, mantuvo un horario estricto en la entrega de las víctimas. Los nazis, sin embargo, destruyeron registros detallados sobre estos asesinatos.
Pero Itzjak Arad, un historiador israelí del Holocausto, logró recopilar datos sobre 480 deportaciones de trenes de 393 ciudades y guetos polacos, registrando “la ubicación, el número de víctimas de cada transporte y el destino final del campo de exterminio”, dijo Stone. “El conjunto de datos ha estado sentado durante años, pero casi nadie lo ha estudiado, posiblemente porque el tema es muy sensible”.
Casi todas las víctimas que llegaron a estos tres campos de exterminio fueron asesinadas, por lo que el conjunto de datos sirvió como un representante extraordinario de la tasa de homicidios, dijo Stone. Después de analizar los números, Stone descubrió que un mínimo de 1,32 millones de personas fueron asesinadas durante esos tres meses ( entre 5,4 millones y 5,8 millones de judíos fueron asesinados en total durante el Holocausto), lo que equivale a unos 15.000 asesinatos por día.
Stone observó los 100 días desde el 27 de julio hasta el 4 de noviembre de 1942. Cuando registró el número de muertes de Belzec, Sobibor y Treblinka (un total de aproximadamente 1 millón); el número de personas asesinadas a tiros por los escuadrones de la muerte (alrededor de 301.000); y el número de víctimas en Auschwitz (aproximadamente 91.000), encontró que 1,47 millones de víctimas fueron asesinadas. Esto equivale a la friolera de 445.700 asesinatos por mes, la densidad más alta de asesinatos del siglo XX.
Hoy en día, desplegar emblemas nazis como esvásticas y la SS es ilegal en Alemania. Las leyes germanas consideran estas representaciones “símbolos de organizaciones inconstitucionales”, pero bloquearlas en redes sociales como WhatsApp es complicado: un grupo de neonazis alemanes ha hallado una forma de difundir propaganda nazi y antisemita mandando mensajes en esta aplicación usando la nueva característica de los stickers a los pocos días de haber sido lanzada. “Estos símbolos antisemitas fueron poco aceptados y no queremos tenerlos en WhatsApp. Condenamos fuertemente esta campaña de odio”, dijo un portavoz de WhatsApp al medio alemán Bild.
Beatriz de Vera
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma.
Imagen de cabecera: Hornos que contienen los restos de cuerpos quemados en el campo de concentración de Buchenwald. / Biblioteca y Museo Presidencial Harry S. Truman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: