FABRICANDO LA IDENTIDAD PALESTINA.

Uno de las cuestiones más importantes para entender el conflicto árabe israelí es la nunca cuestionada artificialidad del pueblo palestino, pueblo inventado recientemente, en el siglo XX, en base al racista postulado de la ONU de considerar palestino a cualquier árabe, independientemente de donde hubiera nacido y vivido la mayor parte de su vida, con tal de que hubiera residido dos años en las tierras del Mandato.

Manifestación de “palestinos” en 1920 reclamando ser  … ¡Sirios!

Con esos ribetes agruparon bajo ese termino, “palestino”, a cientos de miles de árabes emigrados de zonas limítrofes,  junto a otros árabes residentes en la zona y que nunca se sintieron palestinos ni habían reclamado esa nacionalidad, inedita del todo en términos históricos.

En relación a este tema, Acom nos deja un MAGNIFICO (con mayúsculas) trabajo de Pinhas Inbari que explica muy bien como ha sido fabricada esa identidad palestina carente de base historica.

“Esas migraciones no eran típicas de Palestina, que todavía no había surgido, sino de Oriente Medio en su conjunto, y en este sentido, las tribus palestinas no eran diferentes de la región en general.

Hasta el presente, casi todas las familias palestinas describen sus orígenes identificándose con las tribus de Qays (del norte de Arabia) o con Yaman (Yemen). [27] No encontramos una sola familia o tribu palestina que se refiriera a un origen cananeo, incluyendo a la tribu Erekat, que localiza su linaje en las tribus del norte. [28]

Según el historiador palestino Muhammad Y. Muslih, durante el período de 400 años de dominación otomana (1517-1918), antes de que los británicos establecieran el Mandato de Palestina de 30 años de duración, “no había unidad política conocida como Palestina”. En árabe, el área era conocida como al-Ard al-Muqadassa (la tierra santa), o Surya al-Janubiyya (sur de Siria), pero no Palestina. [8]

Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs

El artículo puede leerse en español en ACOM

Anuncios