La semana pasada una mujer palestina llegó a Israel embarazada de gemelos, uno de los fetos estaba sufriendo un grave defecto cardíaco que podría poner en peligro la vida del segundo. En un procedimiento complejo e innovador, el personal israelí de Hadassah Ein Kerem salvó con éxito el embarazo y al gemelo.

El Dr. Yuval Galinsky, jefe del departamento de Medicina Materno-Fetal del hospital Hadassah Ein Kerem de Jerusalén, es uno de los pocos expertos en atención fetal en Israel y está capacitado para realizar procedimientos clínicos complejos en los fetos mientras todavía están en el útero. La semana pasada Galinsky completó un procedimiento exitoso en una mujer palestina que estaba embarazada de gemelos idénticos. La mujer llegó al hospital porque uno de los gemelos estaba sufriendo de un grave defecto cardíaco, lo que podría afectar al segundo gemelo.  

Galinsky explicó que el caso de la mujer era más complicado que otros casos similares, en los que los gemelos no eran idénticos. Explicó que en un embarazo con gemelos no idénticos en el que uno de los gemelos está muy enfermo, se le da a los padres la opción de separar y abortar al feto malsano sin afectar al niño sano. Sin embargo, Galinsky dijo: “Cuando hay gemelos idénticos en el útero, los fetos comparten la placenta y tienen un sistema conectado de sangre.” “En el pasado era imposible separar el feto sin causar daño al otro feto”. “Hoy en día”, explicó Gielchinsky, “ahora sabemos cómo salvar al feto sano separando al feto enfermo, según la decisión de los padres, ahora también puede realizar este procedimiento en casos de gemelos idénticos”

La mujer palestina que se sometió a este procedimiento médico fue liberada del hospital al día siguiente, se sentía mucho mejor después del procedimiento y volvió a casa. Su recibimiento de atención médica en Israel fue posible gracias a la Coordinadora de Salud de la Administración Civil, Dalia Bassa.

Fuente: Cogat

 

Anuncios