Dada la incapacidad de Egipto para detener a los terroristas del ISIS en la Península del Sinaí, Israel se prepara para la construcción de una barrera subterránea de tres kilómetros.

Israel planea construir un enorme muro subterráneo en su frontera sur con Egipto y Gaza, como medida cautelar para evitar las amenazas planteadas por los terroristas de ISIS que buscan infiltrarse a través del desierto del Sinaí con la construcción de túneles.

Se estima que estará completo dentro de un año y medio, y costará 3.400 millones de NIS aproximadamente.

En su primera fase, sólo se aprobó un kilómetro, que ayudará a las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) a identificar y localizar cualquier túnel excavado en el Sinaí. A medida que la construcción continúe, la barrera se extenderá a través de un total de tres kilómetros.

Según Omer Gadi Yarkoni, director del Consejo Regional de Eshkol, la nueva medida de protección es absolutamente necesaria para proporcionar seguridad a los residentes israelíes en la zona.

“La barrera es fundamental para proteger a las comunidades adyacentes a la Franja de Gaza en términos de la amenaza de túneles y penetraciones en nuestro territorio”, expresó Yarkoni.

“Reiteramos nuestra preocupación por la creciente amenaza en la frontera egipcia en cada oportunidad, por lo que este es un paso necesario que garantizará la máxima protección para nuestros residentes que están expuestos y afectados por la guerra que tiene lugar en Egipto”, continuó.

El ejército egipcio libra una prolongada guerra de desgaste contra ISIS en el Sinaí, pero aún no logró una victoria absoluta para expulsar a los terroristas de la península.

Fuente: Ynet

Anuncios