EL PRÓXIMO 6 DE AGOSTO SE PRESENTA EL PROYECTO ” KTIV: COLECCIÓN DIGITAL DE MANUSCRITOS HEBREOS”  EN LA INAUGURACIÓN DEL CONGRESO MUNDIAL DE ESTUDIOS JUDAICOS EN JERUSALÉN.


Codex Leningradensis, L ( uno de los más antiguos manuscritos del texto masorético de la Biblia en hebreo -y la copia completa más antigua disponible.) El Códex Aleppo, en hebreo conocido como Keter Aram Tsova , el más antiguo y completo manuscrito del Tanaj de acuerdo con la Masora tiberiana, año 930 d.e.c.

 Manuscritos de Maimónides o los más antiguos textos del Talmud.

Se calcula que hay unos 90.000 manuscritos hebreos por todo el mundo -desde la Edad Media a nuestros días-  y algunos de estos millones de páginas incluyen preciosas iluminaciones artísticas.

En 1950, poco después de la refundación de Estado de Israel , con todos los conflictos que eso conllevó, el entonces Primer Ministro David Ben-Gurion declaró

“es nuestro primer deber salvar la literatura hebrea”.

Un ejército de filólogos y  expertos fueron enviados  por todo el mundo para encontrar y reproducir  los manuscritos hebreos que no podían ser traídos físicamente a Israel. En última instancia, se estima que un 90% de todos los manuscritos hebreos existentes en el mundo fueron recolectados y conservados en forma original o microfilmada en la Biblioteca Nacional de Israel en Jerusalén.

La enotnces  visión de Ben-Gurion ahora es  en la órbita   digital  y se llama  “Ktiv: La colección internacional de manuscritos hebreos digitalizados”, una iniciativa innovadora que permitirá  el acceso  libre y  digitalizado a todos los manuscritos hebreos existentes. Ktiv es una empresa conjunta de Albert D. y Nancy Friedberg  (a través de FJMS) y la Biblioteca Nacional de Israel, en cooperación con el ministerio israelí de cultura  y el proyecto Heritage Landmarks.

El sitio es el más grande de su tipo, una de las mayores colecciones digitales de manuscritos  del mundo, sino la mayor. Millones de imágenes de docenas de colecciones líderes en todo el mundo ya están disponibles en  la web  de Ktiv. Las imágenes se conservan a largo plazo utilizando tecnología de vanguardia y  el catálogo, que incluye unos 85.000 manuscritos hebreos, es accesible utilizando herramientas innovadoras de búsqueda y  e investigación.

Las obras más destacadas  de la colección digital  son el Códice de Leningrado, los manuscritos de Maimónides, el Códice de Alepo, algunos de los manuscritos talmúdicos existentes más antiguos, los documentos del siglo XIII que  narran  las luchas dentro de la comunidad judía yemenita, los registros comerciales y personales que narraban la vida judía en Afganistán en el S XI…

Según el presidente de la Biblioteca Nacional de Israel, David Blumberg, “durante el transcurso de miles de años, el pueblo judío utilizó la palabra escrita para expresar sus creencias religiosas y su conocimiento científico, copiando meticulosamente los rollos de la Torá, libros de leyes y costumbres religiosas, Ensayos sobre diferentes temas relacionados con la religión y la ciencia.Los manuscritos hebreos, que reflejan el conocimiento y la cultura del pueblo judío, atravesaron países y continentes antes de encontrar refugio en las grandes bibliotecas y las bóvedas de colecciones privadas.Hoy en día estos manuscritos presentan un rico recurso para el aprendizaje de  las culturas espirituales y materiales de las comunidades judías en todo el mundo y ahora estamos permitiendo el libre acceso a todos los manuscritos hebreos desde cualquier computadora o dispositivo móvil “.

Las principales colecciones de los socios son el Vaticano, la Biblioteca Británica, la Biblioteca Nacional de Rusia, la Biblioteca Nacional de Alemania, la Biblioteca Nacional de Francia, la Biblioteca Palatina de Parma, el Seminario Teológico Judío, la Biblioteca Ets Haim en Amsterdam , La Biblioteca Nacional de Austria, la Academia Húngara de Ciencias de Budapest y muchos más.

Ktiv será  presentado este domingo, 6 de agosto, en la apertura del 17º  Congreso Mundial de Estudios Judíos en la Universidad hebrea de  Jerusalén (Campus Har Ha´Tfofim) Este congreso, que se celebra cada cuatro años, en su anterior edición tuvo una presneciad e académicos de 40 países y un total de 1300 conferencias y funciona paralelamente a una feria del libro y otros eventos.

Fuente: Ktiv

Reproducción autorizada: © enlace judío

Anuncios