Intel consolida aún más su relación con Israel con el anuncio de una nueva planta de fabricación de chips en Kiryat Gat.

Esto sigue a la adquisición por parte de Intel de la compañía israelí Mobileye en la primavera por 15.000 millones de dólares, una prima de adquisición excepcional. La toma de control por Intel del fabricante de chips para cámaras y tecnología de asistencia al conductor preparó el escenario para la apertura de la nueva planta, lo que facilitará la entrega de chips. Se espera que la producción de la nueva planta comience en 2018.

La planta de Kiryat Gat continua la tendencia de Intel extendiendo sus operaciones en Israel. El mayor fabricante de chips del mundo ya tiene una planta en Kiryat Gat que fue construida en 2005 y que supuso una inversión de $ 4 mil millones de dólares sólo para su construcción y empleó a 2.000 trabajadores. En 2015, Intel renovó esta planta para prepararla para fabricar la nueva generación de chips.

Fuente: Jewishpress

Anuncios