Terroristas palestinos arrojaron una lluvia de piedras sobre el tren ligero de Shiloah y bombas incendiarias sobre un vehículo de seguridad estacionado en la misma localidad adyacente al casco antiguo de Jerusalem sin ocasionar daños personales pero originando un incendio en el garaje de una vivienda.

La policía de fronteras se desplegó y detuvo a tres sospechosos.

Fuente: Arutz Sheva

 

Anuncios