Ni una protesta de los autodenominados defensores del pueblo palestino.

El activista siriopalestino Bassel Khartabil ha sido ejecutado por el regimen antisionista tras pasar tres años en las mazmorras de Assad.

Los servicios de seguridad sirios sospechaban que Khartabil, desarrollador informático, había estado trabajando en un programa de encriptación para que los activistas de ese país pudiesen comunicarse de forma segura. Ese fue el motivo por el que le encarcelaron.

Posteriormente en el 2015 fue sometido a un juicio sumario y ejecutado. Ahora se ha podido confirmar su fatal destino.

El regimen antisionista sirio es el culpable del asesinato, muerte y tortura de miles de palestinos sin que nadie que presuma de defender los derechos del pueblo palestino haya planteado, no ya boicots, ni tan siquiera una simple manifestación de protesta.

Fuente: El Confindencial

Anuncios