La ultima muestra palestina de “buena fe” ha ocurrido en un supermercado de Yavneh en el día de hoy cuando un terrorista palestino ha apuñalado brutalmente a un inocente israelí cuyo único delito era hacer la compra.

La victima, de 43 años de edad, se encuentra en situación critica en el Hospital Kaplan luchando por su vida.

El terrorista de 19 años de edad fue reducido y detenido y ahora se está riendo de todos y podrá disfrutar plácidamente de una generosa pensión subvencionada con fondos pagados por todos nosotros.

Fuente: Arutz Sheva

 

784729

 

Anuncios