Forma parte importante de la narrativa palestina las acusaciones, a cual más delirante, que periódicamente pone a Israel como ejecutor de nebulosos complots para dominar el mundo o, al menos, hacerles la puñeta a los siempre pobrecitos palestinos.

Ahora le toca el turno a los buitres sionistas, agentes plumíferos del Mossad según medios árabes, uno de los cuales ha sido abatido con todo un equipo electrónico encima.

La realidad es menos prosaica y es que el pobre pájaro había sido marcado y se le había puesto un equipo de señalización por un centro de investigación ornitológico en Israel.

Fuente: Elder of Ziyon

 

 

 

Anuncios