La Real Academia Española planea abrir una academia en Israel que promueva el idioma que hablaban los judíos expulsados de España hace cinco siglos.

Según el director de la Academia, Darío Villanueva, el objetivo es preservar el idioma del que cerca de 400.000 personas aún “tienen algún conocimiento” en Israel. “Es el lenguaje que las madres solían usar para dormir a sus hijos durante cinco siglos”, ha explicado en una entrevista con The Guardian. “Con él se pasaban recetas o se hablaba en la intimidad del hogar. Después de todos estos años, todavía se usa”.

Fuente: El Confidencial

Anuncios