Asesina a su mujer y a su propio hijo nonato. Otra muesca mas de esa enferma sociedad que es la sociedad palestina donde la violencia se respira en todos y cada uno de los aspectos de la vida cotidiana.

“¡Voy a matar a todos los judíos!”

Mohammed Harouf, residente palestino de Nablus, fue detenido por tener relación con el asesinato de su novia israelí de 29 años, Michal Halimi, quien estaba embarazada de ocho meses al momento de su muerte.

 El acusado declaró que estranguló a Halimi, le pegó en la cabeza con una piedra y escondió su cuerpo en la arena. Luego abandonó Jolón en el vehículo de la víctima.

A su entrada a la corte para su audiencia, consultado por los periodistas, Harouf manifestó: “Yo quería liberar a los prisioneros palestinos”. Más tarde negó que el asesinato estuviera relacionado con una relación romántica entre los dos, y luego procedió a patear a los guardias antes de ser retirado de la sala de la corte gritando, “¡Voy a matar a todos los judíos!”

Fuente (y articulo completo): Agencia Judia de Noticias

Anuncios