Ademas de cínicos, falsos.

Por que lo cierto es que no los asesinó por la intervencion de un vecino, soldado de las IDF, que intervinó cuando escucho los gritos de las victimas (un abuelo y sus dos hijos que celebraban el Shabat)  del asesino palestino Omar al-Abed.

De no haber sido por la intervencion de ese vecino, los tres inocentes niños hoy estarian bajo tierra degollados por el carnicero palestino a mayor gloria del delirante ente terrorista palestino.

Fuente: United with Israel

Anuncios