Soldado de las IDF y campeón de boxeo, el joven israelí Ofek Klugman residente de la ciudad israelí de Natzrat Illit, en Galilea, murió en un accidente automovilístico.

Pero incluso en su muerte, Klugman logró salvar al menos cinco vidas.

Después de que sus padres aceptaron donar sus órganos para el trasplante, cinco pacientes recibieron una nueva oportunidad de  vivir después de recibir el corazón, el hígado y otros órganos vitales de Klugman:

Un hombre de 65 años de edad de Kiryat Ata que había sufrido múltiples ataques cardíacos recibió el corazón de Klugman, mientras que el hígado de Klugman fue donado a un hombre de 51 años que estaba siendo tratado en el Hospital Ichilov de Tel Aviv.

Ambos pulmones de Klugman fueron dados a una mujer de 35 años en el Hospital Beilinson, mientras que sus dos riñones fueron donados a un niño de 15 años en el Hospital Shneider y a un hombre de 47 años en Beilinson.

Klugman, que representó a Israel en el Campeonato Mundial de Boxeo Amateur de la Juventud en 2014, ganó la medalla de bronce en la división de peso de menos de 66 kilogramos (145 libras).

Cuando se alistó en las FDI, Klugman se ofreció como voluntario para la unidad de reconocimiento de élite “Egoz”, diciendo que quería contribuir lo más posible a la seguridad de Israel.

“Ofek, que era el campeón juvenil de Israel en el boxeo y que llegó a ser tercero en Europa, pudo haber elegido un servicio fácil como deportista de élite, pero en su lugar eligió servir como soldado de combate en la unidad Egoz, porque amaba al pueblo de Israel y al Estado de Israel”

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios