Inventan falsas crisis e incitan a las masas a cometer asesinatos y luego lo “venden” como una reacción espontánea.

Llevan haciéndolo desde los años 20 del siglo pasado con la excusa del Monte del Templo.

 

Anuncios