Los palestinos continúan con su ola de violencia y terror, estallando y chocando con las fuerzas de seguridad en Judea y Samaria este viernes. El punto focal de los enfrentamientos fue Kikar Ayosh, entre Ramallah y Beit El, donde se reunieron decenas de manifestantes.

Los alborotadores quemaron neumáticos, bloquearon caminos y lanzaron piedras contra las fuerzas de seguridad. Agentes de la Policía fronteriza secreta fueron desplegados en la escena y fueron capaces de integrarse en la multitud arrestando a tres hombres enmascarados que participaron activamente en los disturbios.

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios