Tras la denuncia formulada por ACOM al Presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, en relación a la designación de Cristina Sánchez como corresponsal de RNE en Jerusalén (nítido perfil de activista anti-israelí según sus propias declaraciones públicas), el propio Sánchez, nos ha respondido manifestado que su elección se ha basado estrictamente en criterios profesionales y en la experiencia de la periodista.

Sólo podemos expresar nuestra incredulidad ante la deshonestidad intelectual que demuestra José Antonio Sánchez, negando la evidencia de que una activista anti israelí es completamente inapropiada para reportar sobre los asuntos que afectan al Estado Judío desde su capital, Jerusalén y sean cuales sean sus otras posibles cualificaciones.

La contestación de José Antonio Sánchez es un desprecio a la inteligencia de los contribuyentes que le pagan el sueldo a él y a la corresponsal Cristina Sánchez.

De este acto de arrogancia, y su actitud de componerla y no enmendarla, sacamos en claro que éste es un nombramiento político y una decisión personal de José Antonio Sánchez.

Siendo así, y no pudiendo ya el Presidente del Ente alegar ignorancia sobre el perfil de la ideóloga Cristina Sánchez, está obligado a permanecer vigilante ante el desempeño de corresponsal. Y, cuando ésta haga en la radio de todos lo que lleva años haciendo en privado: tergiversar, demonizar, criminalizar, deshumanizar, tratar con doble rasero y llamar a la discriminación contra Israel y sus ciudadanos, tendremos al Presidente de RTVE directa y gravemente responsable de ello

Por su interés, reproducimos la carta en líneas inferiores:

Fuente: Acom

Anuncios