Solo hay un lugar en todo el estado de Israel en que se practica algo parecido a un apartheid, se trata del lugar más sagrado para el pueblo judío: el Monte del Templo, regido desde 1967 por un órgano jordanopalestino que restringe grave y discriminatoriamente el acceso al mismo a los no musulmanes.

Se trata de un autentico sistema de apartheid para judios, cristianos, y creyentes de otras religiones no islamicas. Estas son las normas que lo rigen

El “Status Quo” en el Monte del Templo.

El elemento más notable que queda del antiguo “status quo” es la prohibición de la oración judía en el Monte. El Estado de Israel no tiene la intención de cambiar esta norma, y declara una y otra vez que tiene la intención de mantenerla

N° 604 noviembre-diciembre 2014

Resumen

  •  Desde el 2 de julio de 2014, ha ido aumentando la violencia palestina en Jerusalén, y se ha intensificado el número de ataques contra israelíes. El Monte del Templo es uno de los puntos centrales de este renovado conflicto.
  • El Monte del Templo, sitio de los antiguos Primer y Segundo Templo, es el lugar más sagrado del mundo para el pueblo judío. Dos santuarios musulmanes – la Mezquita Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca – están hoy ahí, y es el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.
  •  Los recientes acontecimientos en el Monte del Templo son instigados por operativos de Hamas y de la Rama Norte del Movimiento Islámico en Israel (ambos son parte de la red de la Hermandad Musulmana) y por Mahmoud Abbas, del movimiento Fatah.  El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y otros funcionarios del gobierno, han declarado en repetidas ocasiones que no habrá ningún cambio en el status quo del Monte del Templo, y que no se permitirá allí la oración judía.
  • En julio de 1967, Israel extendió el sistema legal israelí a Jerusalén oriental, incluida la Ciudad Vieja y el Monte del Templo, que quedaron bajo soberanía israelí. Al concederles a los judíos el derecho a visitar el Monte del Templo, Moshe Dayan trató de mitigar la fuerza de las demandas judías de organizar el culto y el control religioso del lugar. Al concederles a los musulmanes el control administrativo del Monte del Templo, creía que estaba mitigando el poder del lugar como un centro para el nacionalismo palestino.
  • Sin embargo, el viejo status quo se ha degradado considerablemente, aumentando el control y el estatus musulmán en el Monte y socavando mucho el estatus de los judíos y del Estado de Israel en el Monte.

Antecedentes – Los Recientes Incidentes Violentos en Jerusalén

El estatus del Monte del Templo y el “status quo” practicado allí ha ocupado, en los últimos meses, un lugar destacado en el discurso político-religioso de la región. Este discurso, tanto en el nivel diplomático como en el público, no tiene cabida en el vacío: desde el 2 de julio de 2014 ha ido aumentando la violencia en Jerusalén, y se han intensificado los enfrentamientos entre manifestantes palestinos y la policía israelí.1

El Monte del Templo es uno de los puntos focales de la violencia, tanto en sentido literal como ideológico. Lo que ocurre allí afecta tanto al entorno inmediato como a los más distantes.

Los disturbios e incidentes violentos han estado ocurriendo principalmente a lo largo de las líneas que separan los barrios judíos y árabes y también en las zonas mixtas. Alrededor de 12.000 incidentes de lanzamiento de piedras, lanzamiento de bombas molotov y fuegos artificiales, junto con golpear y escapar, incidentes con puñaladas y disparos, han llevado a esta ola de violencia a una cúspide, que se dirige (casi sin excepción) contra judíos.

Miles de árabes, muchos de ellos jóvenes, participan en los incidentes. Durante los últimos cuatro meses, 1.000 manifestantes han sido detenidos y se han emitido 300 autos de procesamiento; seis judíos han sido asesinados en ataques de golpe y fuga y apuñalamientos, y dos han sido gravemente heridos por armas de fuego; Cinco palestinos han muerto en Jerusalén, cuatro de los cuales eran terroristas que llevaron a cabo ataques y uno fue muerto durante los disturbios. El caso más conocido es el del adolescente Muhammad Abu Khdeir, de Shuafat, que fue secuestrado y asesinado por terroristas judíos fanáticos como reacción al secuestro y asesinato de tres adolescentes judíos en junio2. Los asesinos de Abu Khdeir han sido detenidos y enjuiciados.

El Monte del Templo

El Monte del Templo ha jugado un papel importante en esta última ola de disturbios. Este Monte, sitio de los antiguos Primer y Segundo Templo, es el lugar más sagrado del mundo para el pueblo judío. Dos santuarios musulmanes – la Mezquita Al-Aqsa y la Cúpula de la Roca – están hoy ahí, y es el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.

Para los judíos, el Monte del Templo, o Monte Moriah, se cree que es sagrado porque es la morada eterna de la Shekhina. Para los musulmanes, Al-Haram al-Sharif (el Monte del Templo) es sagrado porque donde se encuentra hoy la Mezquita Al-Aqsa – es el lugar donde llegó el Profeta Mahoma al final de su viaje nocturno montado en un caballo alado, y desde allí subió al cielo.

Desde los días del Gran Mufti Haj Amin al-Husseini, en la primera mitad del siglo XX, y más aún desde la Guerra de los Seis Días y la unificación de Jerusalén, el Monte ha sido más que un lugar de culto para los musulmanes. Se ha convertido en un símbolo pan-islámico religioso-nacional, y un lugar tenso del conflicto nacional y religioso entre el mundo judío y el Estado de Israel, por un lado, y el mundo musulmán, los estados árabes y los palestinos por el otro.

La Importancia del Monte del Templo en los Recientes Incidentes

Los recientes acontecimientos en el Monte del Templo están siendo instigados por operativos de Hamas, la Rama Norte del Movimiento Islámico en Israel (ambos son parte de la red de la Hermandad Musulmana) y el movimiento Fatah, liderado por Mahmud Abbas. La organización terrorista Hamas3 también ha transferido dinero a los activistas de la Rama Norte del Movimiento Islámico y les pagó para acampar en el Monte, crear disturbios allí y evitar el acceso a judíos. Este esfuerzo es apodado “Plataformas de Conocimiento”.4

En los últimos meses, el Monte se ha convertido en una fuente de intensa incitación, sin fundamento, contra Israel. Se destacan dos particulares afirmaciones mendaces: (1) que Israel tiene la intención de cambiar el status quo del Monte y permitir allí la oración judía; y (2) que Israel tiene la intención de dañar y destruir la Mezquita Al-Aqsa.

Aunque estas dos falsas afirmaciones no son nuevas, la violencia que las ha acompañado no parece ser transitoria y continúa desde hace unos cuatro meses. Durante este período la Mezquita Al-Aqsa ha servido como base para repetidos ataques contra los visitantes del Monte y contra los policías que han tratado de protegerlos. Desde dentro de la mezquita se han lanzado piedras, bombas molotov y fuegos artificiales directamente contra policías y visitantes. La mezquita en sí, que ha sido barricada, se ha convertido en un depósito de proyectiles y un refugio para los revoltosos.5

La Mezquita Al-Aqsa Era Zona Prohibida

En el contexto de las normas especiales de conducta que Israel aceptó para el Monte del Templo, y por respeto y sensibilidad por lo que es un recinto sagrado para los musulmanes, fue establecida una regla para la que casi no hay excepciones: incluso durante los disturbios, las fuerzas de seguridad evitan entrar en la Mezquita Al-Aqsa6. Por lo general la pacificación se logra a través del diálogo con los líderes del Waqf (liderazgo religioso) y los revoltosos, y también arrestando a revoltosos sobre la base de información de inteligencia y de vídeos.

Esta vez, dado que los incidentes han continuado y el diálogo no ha tenido éxito para apaciguarlos, Israel ha tomado un rumbo diferente. Después de cuatro meses consecutivos de violencia extrema, con información de inteligencia sobre grandes reservas de proyectiles escondidas en la mezquita, y en medio de continuados ataques a visitantes y policías del Monte, el 5 de noviembre de 2014, policías israelíes entraron en la mezquita, arrestaron a revoltosos y confiscaron decenas de contenedores de fuegos artificiales junto con cajas con piedras y bombas molotov.7

Durante estos meses los incidentes de violencia e incitación contra judíos en el Monte del Templo han dado lugar a graves disturbios. La Autoridad Palestina ha jugado un papel central en la incitación8. La declaración del Presidente de la AP, Mahmoud Abbas, de que debe evitarse la entrada, de cualquier manera posible, a los judíos, que “contaminan” Al-Aqsa9, sólo aviva aún más las llamas. En el lapso de tres días, la TV palestina transmitió 19 veces las palabras de incitación de Abbas.10

La Incitación Condujo a la Violencia

La incitación y los disturbios posteriores llevaron a Israel a imponer limitaciones estrictas a la entrada de judíos al Monte del Templo, y en más de una ocasión estuvo cerrado por completo para los mismos. Esto contradice tanto la política declarada del gobierno de Israel, así como la Ley de Protección de Lugares Sagrados, que garantiza la libertad de acceso a todos los lugares sagrados en Israel. El resultado fue que la agitación en el Monte sólo se intensificó. La tensión llegó a su punto de ebullición el 29 de octubre de 2014, con el intento de asesinato de Yehuda Glick, uno de los prominentes defensores del derecho de los judíos a rezar en el Monte. Unos días más tarde, después de más disturbios y enfrentamientos en el Monte, Jordania anunció que retiraba a su embajador en Israel para consultas e incluso sopesar el destino de su acuerdo de paz con Israel, dada “la beligerancia de Israel en los lugares sagrados del Islam en Jerusalén”.

En las últimas semanas, la atención se ha centrado en el tema del “status quo en el Monte del Templo”, es decir, los reglamentos y disposiciones que Israel instituyó allí inmediatamente después de la Guerra de los Seis Días de 1967. La presidenta de la Comisión de Interior de la Knesset, MK Miri Regev, junto con el Ministro de Vivienda Uri Ariel y algunos otros miembros de la Knesset, expresó su apoyo a la demanda del movimiento Monte del Templo Israelí para cambiar el status quo y permitir la oración judía en el Monte.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, el Ministro de Seguridad Interna, Yitzhak Aharonovich, y la Ministro de Justicia, Tzipi Livni, sin embargo, han declarado repetidamente que no habrá ningún cambio en el status quo. Netanyahu también ha discutido el asunto con el Rey Abdullah de Jordania y le dijo esto explicitamente11. Netanyahu también transmitió este mensaje a la jefa de política exterior de la Unión Europea durante su visita a Israel12. Miembros árabes de la Knesset que han visitado el Monte también han exigido mantener el status quo. Se les ha dicho, desde el podio de la Knesset, y en conversaciones cara a cara, que el status quo del Monte no se cambiará y la oración judía no será allí permitida.

Este artículo estudiará brevemente la historia del status quo en el Monte del Templo, describirá las circunstancias de su nacimiento y examinará si todavía existe y en qué medida es pertinente en la actualidad.

Principales Hallazgos

  1. La realidad del Monte, 47 años después del establecimiento del status quo, ha cambiado radicalmente. Los principales elementos de este statu quo ya no están en práctica. En muchos aspectos el status quo de 1967, que el Ministro de Defensa israelí, Moshe Dayan, elaboró para el Monte del Templo en ese momento, ha “muerto” a pesar de que nadie lo ha enterrado, aunque el discurso político y diplomático, erróneamente, siga refiriéndose al mismo como si todavía estuviera con nosotros.
  2. La realidad que reemplazó al antiguo status quo ha incrementado grandemente el control y el estatus musulmán en el Monte en comparación con los acuerdos que surgieron después de la Guerra de los Seis Días. A la inversa, esta situación ha degradado considerablemente el estatus de los judíos y del Estado de Israel en el Monte.
  3. El elemento más notable que queda del antiguo status quo es la prohibición de la oración judía en el Monte. El Estado de Israel no tiene intención de cambiar esta regla, y declara una y otra vez que tiene intención de mantenerlo.

El Nacimiento del Status Quo en 196713

Unas horas después de que Israel ganara la Guerra de los Seis Días y unificara Jerusalén, Moshe Dayan fue al Monte del Templo y se puso a idear los acuerdos que finalmente se llamarían el status quo. Ordenó bajar la bandera de Israel que se había levantado en el lugar, retirar la fuerza de paracaidistas que habían liberado el Monte y establecer cuarteles permanentes en la parte norte del recinto. En los siguientes días, Dayan actuó solo consultando solamente con unos pocos expertos. Su asesor principal fue David Farhi, un experto en asuntos árabes y profesor de historia de las tierras islámicas en la Universidad Hebrea.

Farhi, que influyó mucho en Dayan, puso especial énfasis en la actitud básica del Islam hacia el judaísmo. Dayan fue informado de que durante cientos de años los judíos habían sufrido en el mundo musulmán sólo como un pueblo esclavizado, sin derecho a ningún estatus político. Habiendo rechazado las enseñanzas de Mahoma, habían llegado a ser vistos como un pueblo maldito que había distorsionado el mensaje de Dios.

Dayan pensó, y años más tarde transformó el pensamiento en escritura, que dado que el Monte era una “mezquita para oración musulmana”, mientras que para los judíos no era más que “un sitio histórico de conmemoración del pasado… no debería ponerse trabas a los árabes para comportarse allí como lo hacen ahora y debería reconocerse su derecho como musulmanes a controlar el lugar”.

Dayan creía que el nuevo orden que diseñó para el Monte era la mejor manera de evitar que el conflicto nacional-territorial se convirtiera en religioso, que sería mucho más peligroso.

Los elementos básicos del status quo que ideó incluyeron:

  • El Waqf, como un brazo del Ministerio Jordano de Propiedades Sagradas, continuaría administrando el lugar y sería responsable de los arreglos y asuntos religiosos y civiles allí.
  • 2. No se les permitiría a los judíos rezar en el Monte del Templo, pero podrían visitarlo. (Este derecho de libertad de acceso al Monte, con el tiempo, fue también anclado dentro del contexto de la Ley de Protección de Lugares Sagrados.)
  • 3. Israel, por medio de su fuerza policial, asumiría la responsabilidad de la seguridad en el recinto sagrado, tanto dentro del sitio mismo como en el muro y las puertas que lo rodean.
  • 4. Se aplicarían la soberanía y la ley israelí al Monte del Templo como a las otras partes de Jerusalén, a las que se aplicó la ley israelí después de la Guerra de los Seis Días. (Esta disposición fue aprobada más de una vez por el Tribunal Superior de Justicia de Israel).
  • 5. Más tarde se decidió que la única puerta de entrada a través de la cual los no musulmanes, incluyendo judíos, podrían acceder al Monte sería la Puerta Mughrabi, que está situada en el centro del Muro Occidental, mientras que los musulmanes podrían entrar al Monte a través de sus muchas otras puertas.
  • 6. A lo largo de los años se prohibió izar banderas de cualquier tipo en el Monte.

Esta disposición establece esencialmente una división no oficial de áreas de oración entre musulmanes y judíos: los musulmanes en el Monte del Templo y los judíos en el Muro de los y que deriva su sacralidad del Monte, en la base del cual los judíos rezaron durante muchos cientos de años.

La Lógica del Status Quo Según Dayan

Para el público judío la prohibición de la oración judía en el Monte fue el elemento más controvertido del status quo. Para muchos en el mundo judío, tanto en Israel como en el extranjero, la liberación del Monte del Templo provocó una emoción poderosa. La exclamación de Mordechai Gur, comandante de la fuerza paracaidista que llevó a cabo la liberación – “El Monte del Templo está en nuestras manos” – entró en el panteón de los símbolos nacionales del Estado de Israel. Libros y numerosos artículos periodísticos describieron vívidamente la exaltación espiritual que se apoderó de muchos con el anuncio de la conquista del Monte, en tiempos antiguos el centro para el pueblo judío.

La decisión de prohibir ahí rezar a los judíos fue, entonces, antinatural, para nada lógica en sí misma, y difícil para muchos.

Dayan, sin embargo, tenía otras consideraciones que anulaban estos sentimientos. A ambos lados del conflicto árabe-israelí, los temas religiosos, profundamente arraigados, se entremezclaban con temas nacionalistas. En ambos lados, la religión – el judaísmo o el Islam – había conducido a innumerables guerras y luchas nacionales.

Dayan se sintió obligado a tratar de crear una barrera entre religión y nacionalismo y evitar que el conflicto tomara un matiz religioso. Creía que se le debía permitir al Islam el ejercicio de soberanía religiosa sobre el Monte – soberanía religiosa en lugar de soberanía nacional. Pensó que, de esta manera, sería posible confinar el conflicto árabe-israelí a la dimensión nacional-territorial, eliminando la posibilidad de un conflicto entre la religión judía y la religión musulmana.

Garantizándoles a los judíos el derecho a visitar el Monte del Templo, Dayan trató de mitigar la fuerza de las demandas judías para rezar y tener soberanía religiosa en el lugar.

Al conceder soberanía religiosa a los musulmanes en el Monte del Templo, Dayan creía que estaba mitigando el poder del lugar como un centro para el nacionalismo palestino.

La lógica de Dayan en la época fue bien expresada por Meron Benvenisti, en quien el gobierno israelí delegó la responsabilidad por los árabes de Jerusalén oriental:

  • Tan sagrado es el lugar para el pueblo judío que la Halajá judía prohibía que los impuros caminaran sobre él a menos que se purificaran. Aquí, en las entrañas de la tierra, bajo los cimientos de las mezquitas, se encuentran los restos del Primer Templo y del Segundo Templo, símbolos de la independencia del pueblo judío y el centro de su vida espiritual. Su destrucción simbolizó el fin de la soberanía judía en toda la Tierra de Israel. Un vástago de Israel no sólo debe tomar sobre sí esta enorme carga emocional, sino también decidir lo que hay que hacer en este lugar sagrado donde, durante el exilio de Israel de su tierra, surgieron miembros de otras religiones y tomaron firme control del mismo… y vean, él no permite que la carga emocional decida el asunto, sino que se involucra en consideraciones racionales y decide mantener el control de los musulmanes sobe el lugar… Ellos no son sus únicos poseedores….Sin embargo, de ninguna manera tomará de ellos lo que les pertenece de acuerdo a su sentimiento, después de haber ocupado el lugar durante mil años y más.14

En retrospectiva, la concesión que Dayan hizo en nombre del pueblo judío fue realmente inmensa, colosal, casi inconcebible. El Estado judío confió su lugar más sagrado a una religión competidora – la religión musulmana, para la cuál el lugar es sólo la tercera en santidad, y renunciar a su derecho a rezar allí.

Lo que hizo que esta concesión fuera posible desde el punto de vista de la opinión pública judía fue, principalmente, la postura de los rabinos – tanto los ultra-ortodoxos como los religiosos-sionistas. En la época (a diferencia de hoy) una abrumadora mayoría de los rabinos confirmó la absoluta prohibición halájica sobre los judíos de entrar al Monte del Templo. Desde ese punto de vista, prohibir la oración en el lugar no era siquiera relevante.

Esta fue una alianza de intereses – entre religión y estado – raramente vista en Israel, y se ganó el respaldo del Tribunal Supremo de Justicia15. La suprema autoridad legal de Israel, en realidad, reconoció el derecho de los judíos a rezar en el Monte del Templo, pero planteó que este derecho estaba restringido por la casi certeza de que su ejercicio implicaría comprometer el orden público y la seguridad de la población, ya que el conflicto se convertiría en uno religioso. Por lo tanto, la tríada de estado, rabinos, y Tribunal Supremo de Justicia hizo del status quo en el Monte del Templo una realidad duradera. En las dos primeras décadas después de la Guerra de los Seis Días, sólo pocos lo cuestionaron.

Los Principales Cambios en el Status Quo y sus Razones

La siguiente es una lista de los cambios en el status quo que se han producido en el Monte del Templo, y los procesos y consideraciones que llevaron a ellos.

El status quo inicial prohibía la oración judía en el Monte del Templo, pero permitía que los judíos lo visitaran. Hoy, sin embargo, incluso las visitas al Monte por judíos (incluso sin oración) son frecuentemente evitadas o sustancialmente restringidas.16

Este cambio se debe a la incitación, amenazas y violencia que los musulmanes están desplegando contra los judíos que tratan de ascender al Monte del Templo. En el meollo de la incitación está la calumnia “Al-Aqsa está en peligro”, que se dirige contra el Estado de Israel y lo acusa de tener la intención y planificar derribar la mezquita Al-Aqsa.17

En el pasado los judíos tenían permitido visitarlo, no sólo durante la semana, sino también los días sábado, e incluso entrar en las mezquitas. Hoy ya no es posible. Del mismo modo, la entrada al Monte de judíos con apariencia religiosa está limitada a grupos. Sus visitas son cuidadosamente monitoreadas por los guardias y policías del Waqf. El horario de visita en el Monte para judíos y turistas se ha limitado de domingo a jueves, a sólo cuatro horas al día: tres por la mañana y una por la tarde temprano

Los visitantes deben tener en cuenta que toda la Zona Haram, y no sólo los edificios, es sagrada para los musulmanes, y que se espera que presten la debida consideración a su santidad. En particular, deben abstenerse de fumar en cualquier lugar de la Zona, y de traer perros con ellos.

El horario de visitas es de 7:30 a.m. a 11:30 a.m. diariamente (excepto viernes), y se solicita especialmente a los visitantes salir puntualmente a las 11:30 a.m. de modo de no dificultar la observancia de lo oración del mediodía.

Extracto de la Guía Waqf de 1925 a las Reglas de al-Haram Sharif, que no restringían judíos, no prohibían oraciones ni prohibían visitas el sábado.


Las Principales Razones para el Cambio

  • El número de judíos que suben al Monte ha aumentado considerablemente debido a un cambio gradual, pero amplio y que continúa, en las resoluciones halájicas. La corriente religiosa-sionista permite hoy que los judíos entren en el Monte del Templo, sujeto a varios requisitos halájicos (por ejemplo, la inmersión en una mikve)18. Esto ha alarmado a los musulmanes y llevado a una radicalización de su comportamiento.
  • 2. La lucha permanente de los movimientos del Monte del Templo para cumplir con el derecho de los judíos a orar en el Monte, ha encontrado férrea oposición de los musulmanes de todas las corrientes, lo que los llevó a oponerse incluso a lo que previamente habían aceptado en la práctica: las visitas al Monte por parte de judíos.
  • 3. La policía, frecuentemente, ha sido disuadida por las amenazas de los musulmanes de lastimar a los judíos que subieran al Monte, y prefiere cerrar el Monte para ellos, limitar la cantidad de personas que pueden visitarlo o restringir sus visitas a un recorrido circunscrito y a un tiempo limitado – todo para evitar agitación y enfrentamientos dentro del recinto del Monte del Templo.
  • 4. Cuando se estableció el status quo, los musulmanes rezaban en la mezquita Al-Aqsa. Con los años, sin embargo, las áreas de oración musulmana en el Monte se han ampliado enormemente. La Cúpula de la Roca, que originalmente no era una mezquita, en la práctica se ha convertido en una mezquita, sobre todo los viernes para las mujeres musulmanas.
  • 5. A principios de la década de los años 2000, los musulmanes comenzaron a utilizar dos áreas de oración adicionales en el compuesto: los Establos de Salomón en el espacio subterráneo en la parte sureste del Monte, donde fue construida la mezquita Al-Marwani, y la antigua zona Al- Aqsa debajo de la Mezquita al-Aqsa existente. Del mismo modo, considerables partes abiertas del recinto han sido pavimentadas y sirven para oraciones masivas, sobre todo en festividades musulmanas y fechas conmemorativas.

Cambios De Facto para Peor

  • La considerable expansión de las zonas de oración de los musulmanes en el Monte es parte de una proclamada intención de los musulmanes y el Waqf de convertir todo el recinto en una zona de oración, impidiendo así cualquier posibilidad, en el futuro, de ni siquiera asignar una esquina para la oración judía.
  • 2. A finales de los años 1990 y principios de los 2000, la lucha intra-musulmana sobre prioridad en el Monte del Templo entre los actores como Jordania, la Hermandad Musulmana, Hamas, y la Rama Norte del Movimiento Islámico en Israel, fomentó intensa actividad en el Monte por parte del último de estos cuatro. Al mismo tiempo, se prepararon las zonas de oración de los Establos de Salomón y la antigua Al-Aqsa, y el líder de la Rama Norte, Sheikh Raed Salah, que se hace llamar “Sheikh de Al-Aqsa”, mejoró enormemente su estatus religioso y político en el lugar. Salah es conocido por los sermones radicales e inflamatorios contra el Estado de Israel, el movimiento sionista y los judíos, y por calumnias sin fundamento sobre el Monte del Templo.
  • 3. Ante este importante cambio en la situación del Monte, el gobierno israelí pareció débil y renuente. Temía que una acción más decidida encendería una conflagración, aceptó lo que se había hecho después de los hechos, y perpetuó efectivamente la situación allí indefinidamente.
  • 4. Después de la Guerra de los Seis Días el estado, y posteriormente el Tribunal Supremo de Justicia, había determinado que las leyes del Estado de Israel se aplican al Monte del Templo19. Hoy la situación es diferente. De jure, el Estado de Israel, realmente, ha defendido este principio; de facto, ya desde hace muchos años las leyes relativas a planificación, construcción y antigüedades en el Monte del Templo no se han aplicado o se han aplicado muy parcialmente y de manera no oficial.

El Establishment Legal de Israel es Cauteloso.

Entre el daño permanente a las antigüedades, las flagrantes violaciones a las leyes en materia de planificación, construcción y antigüedades en el Monte, y las repetidas apelaciones al Tribunal Supremo de Justicia en estos temas por distintos grupos20, así como la actividad política por parte de miembros de la Knesset y otras figuras públicas, ha surgido una constante tensión entre las autoridades religiosas musulmanas y el Estado de Israel sobre la aplicación de la legislación israelí en el Monte del Templo.

En respuesta, el Estado ha encomendado al fiscal general y a un comité ministerial especial decidir sobre cuestiones relacionadas con la aplicación de la ley en el recinto. El comité ministerial no se ha reunido desde hace muchos años, y fue reactivado hace sólo unos años. El fiscal general es muy cauteloso acerca de la aplicación de la legislación israelí al Monte del Templo y, a veces, incluso se ha abstenido de hacerlo, prefiriendo ocuparse de este problema a través del diálogo extraoficial con los musulmanes a través de la Policía de Israel. La Policía de Israel, por su parte, a menudo ha preferido mantener las cosas tranquilas en el Monte del Templo, incluso si el “precio” implica comprometer el imperio de la ley, daño a las antigüedades o violar las leyes de planificación y construcción.

El status quo le concedió a Jordania un papel en la gestión del recinto del Monte del Templo a través del Waqf, un brazo del Ministerio Jordano de Propiedades Sagradas. Hoy en día, la influencia de Jordania sobre el Monte se ha incrementado enormemente. Desde una influencia limitada que involucraba la gestión interna del Monte y el pago de salarios a los trabajadores del Waqf, la influencia jordana se ha extendido a los muros exteriores del recinto y, en ciertos casos, a las zonas que lo rodean.

Papel Clave de Jordania en el Monte del Templo

Actualmente los jordanos, de hecho, influyen incluso en la conducta de la Policía de Israel en el Monte del Templo.

La razón principal de este cambio es la relación especial entre Israel y Jordania. Esta relación era extraoficial antes de la firma del Tratado de Paz entre Israel y Jordania, y después fue oficial o semioficial. Se basa en un conjunto de entendimientos escritos y no escritos entre Israel y Jordania en los ámbitos de seguridad, cooperación regional y el Monte del Templo. A través de Jordania y de la mejora de su estatus en el Monte, Israel también busca desviar y disminuir la influencia de actores extremistas como Hamas y la Rama Norte del Movimiento Islámico en el Monte del Templo.

La primera expresión pública que se le dio a la condición especial de Jordania en el Monte del Templo se produjo en el marco del Tratado de Paz entre Israel y Jordania. Incluye un artículo que otorga prioridad a Jordania entre los actores árabes cuando se alcance un acuerdo permanente de paz entre israelíes y palestinos22. En realidad, Israel ya ha decidido promover este estatus de Jordania antes de que se alcance un acuerdo permanente. Por ejemplo, el Primer Ministro, Ariel Sharon, confió a Jordania el refuerzo del Muro Occidental y el muro sur del Monte del Templo, que habían sufrido algún desgaste. (Esto ocurrió en 2003-2004).

En 1993, el techo dorado de la Cúpula de la Roca fue renovado con una donación del rey Hussein de Jordania de $8,2 millones para financiar los 80 kilogramos de pan de oro requeridos.

Más tarde, Israel se abstuvo de reemplazar el puente temporal Mughrabi. Este puente de madera había reemplazado a una rampa de tierra a la Puerta Mughrabi que se había derrumbado, cerrando una de las entradas al Monte del Templo. Esta puerta, como se señaló anteriormente, es el único a través del cual los no musulmanes, incluyendo judíos, pueden entrar al Monte del Templo. El puente temporal era antiestético y planteaba un riesgo de seguridad, generando críticas tanto del rabino del Muro Occidental como de los lugares santos y del ingeniero de la municipalidad de Jerusalén. Los comités de planificación de Jerusalén prepararon y aprobaron un plan para sustituirlo por un puente más robusto y estético. Sin embargo, debido a un veto de Jordania, el Primer Ministro Benjamin Netanyahu, por el momento, decidió no reemplazarlo por un puente permanente más adecuado. De esta manera lo “temporal” se convirtió (hasta hoy) una cuestión de más de un decade.22

Un veto de Jordania también es lo que le impide a Israel limpiar escombros de construcción y basura de detrás de las hojalatas que hace años fueron adheridas al “Pequeño Muro” (la continuación del Muro Occidental, a unos doscientos metros al norte del recinto de oración abierta).23

La sensibilidad de Jordania es también lo que llevó al gobierno a recurrir a la Knesset para posponer un debate sobre la cuestión de la “soberanía de Israel en el Monte del Templo”. Esto ocurrió en febrero de 2014, y el debate en la Knesset, de hecho, se pospuso una semana.24

El estatus especial de Jordania en el Monte también es aceptado por los palestinos. Está anclado en un acuerdo adicional que se firmó entre el rey Abdullah y Abbas el 31 de marzo de 2013. Las partes acordaron que Jordania representaría a los palestinos y a la Autoridad Palestina en materia de preservación de los lugares sagrados musulmanes en Jerusalén, y salvaguardaría los distintos intereses de los musulmanes en estos lugares, incluyendo el Monte del Templo, hasta que se establezca un estado palestino cuya capital es Jerusalén, que también incluiría el recinto del Monte del Templo.

La prohibición de izar banderas en el Monte del Templo se aplica sólo en el caso de las banderas israelíes. Sin embargo, cuando se llevan a cabo manifestaciones y asambleas en el Monte, frecuentemente se izan banderas de los movimientos – a veces incluso de movimientos terroristas como Hamas. Incluso entonces la policía prefieren actuar con moderación y evitar chocar con manifestantes.26

Conclusiones:

  • El viejo status quo en el Monte del Templo ya no existe. Ha cambiado fundamentalmente en las principales maneras que fortalecen enormemente el estatus de la parte musulmana del Monte y debilitan allí enormemente el estatus de la parte judía.
  • 2. Al mismo tiempo, uno de los principales elementos del viejo status quo, el que prohíbe la oración judía en el Monte del Templo, se ha mantenido celosamente.

 

Notas

1 Para más información sobre los acontecimientos de la intifada de Jerusalén y datos al respecto, véase, por ejemplo: temas del viernes del diario local (hebreo) Yediot Yerushalayim de julio, agosto, septiembre y noviembre de 2014, los informes en curso en Haaretz de ese período, y una serie de artículos generales sobre la red/totalidad de la violencia en Jerusalén por Nadav Shragai que fueron publicados en el suplemento Israel Hashavua del diario Israel Hayom el 18 de julio, 12 de septiembre, 19 de septiembre, 24 de octubre y 7 de noviembre de 2014.

2 El 12 de junio de 2014, terroristas palestinos de Hamas secuestraron a tres adolescentes israelíes en Gush Etzion y los asesinaron esa misma noche. Los cuerpos de los tres, Gilad Sher, Naftali Frenkel, y Eyal Ifrach, fueron encontrados el 30 de junio, 18 días después del secuestro después de una extensa búsqueda al oeste de la ciudad de Halhoul.

3 Hamas ha sido designada una organización terrorista por muchos países, entre ellos Israel, Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, Jordania, Egipto y Japón.

4 Testimonio de esto fue proporcionado a la Agencia de Seguridad de Israel (Shabak) en abril de 2014 por Muhammad Issa Toameh, un miembro de alto rango de Hamas y miembro de su Consejo General de la Shura. Toameh dijo en su interrogatorio que Hamas está detrás de los proyectos del instituto “Amara’a Al-Aqsa” que actuó para evitar las visitas de judíos al Monte del Templo, a través de un despliegue de cientos de activistas que permanecieron todos los días en el recinto del Monte del Templo. A estos activistas incluso se les pagó un salario mensual. Ver: http://www.shabak.gov.il/publications/publications/Pages/NewItem290514.aspx

5 Véase, por ejemplo, un informe de Haaretz, 13 de octubre de 2014 (hebreo): “Decenas de Palestinos Atacadron Policías y Se Fortificaron en la Mezquita de Al-Aqsa”: http://www.haaretz.co.il/news/politics/1.2457415 y también un informe paralelo sobre este incidente en el sitio web de la Policía de Israel (en hebreo): http://www.police.gov.il/articlePage.aspx?aid=3115

6 Funcionarios de alto rango de la policía de Jerusalén informaron al autor sobre este comportamiento.

7 Véase, por ejemplo, un informe al respecto en el sitio de noticias 0404 (hebreo) http://www.0404.co.il/post/20331?utm_source=mivzakimnet&utm_medium=rss&utm_campaign=mivzakimnet

8 Véase, por ejemplo, un informe en Palestina Media Watch del 5 de noviembre de 2014 (hebreo): http://palwatch.org.il/main.aspx?fi=157&doc_id=12956

9 Abbas a mediados de octubre de 2014 y sus palabras fueron citadas por los medios de comunicación árabes. Abbas dijo,

A los “colonos” se les debe impedir entrar en el Monte del Templo – por cualquier medio. Está prohibido permitir a los judíos subir al Monte del Templo. Debemos evitar esto de cualquier manera posible. El Monte del Templo es nuestro, la mezquita de Al-Aqsa es nuestra, las iglesias son nuestras. Ellos no merecen entrar en estos lugares y contaminarlos.

10 Véase Palestinian Media Watch (hebreo): http://www.palwatch.org.il/main.aspx?fi=157&doc_id=12917

11 “Netanyahu en una Tranquilizante Discusión con el Rey de Jordania: “Preservaremos el statu quo en el Monte del Templo” (en hebreo), Haaretz, 7 de noviembre de 2014.

12 “Comprometidos con el Status Quo” (en hebreo), Israel Hayom, 9 de noviembre de 2014.

13 Para más información sobre el tema del status quo en el Monte del Templo, su contenido, las circunstancias de su establecimiento y su lógica, ver: Nadav Shragai, Monte en Disputa: La Lucha sobre el Monte del Templo: Judíos y Musulmanes, Religión y Política (hebreo) (Keter, 1995), pp. 22-27; Uzi Benziman, Jerusalén, una Ciudad Sin Muros (hebreo) (Schocken, 1973), pp. 128-13.; Abogado Dr. Shmuel Berkovitz, Cuán Terrible Es Este Lugar (en hebreo) (Carta, 2006), pp. 532-534; Meron Benvenisti, Frente al Muro Cerrado (Yediot Aharonot, Wiedenfeld & Nicolson, 1973), pp. 230-231.

14 Benvenisti, ibid.

15 Véase, por ejemplo, Tribunal Superior de Justicia 222/68, Sentencias del Tribunal Superior de Justicia, vol. 24, Parte II, 1970 (en hebreo). Se explican allí las continuas denegaciones del derecho judío a rezar en el Monte del Templo.

16 Por ejemplo, el 9 de noviembre de 2014, la policía permitió entrar a judíos al Monte en grupos de cinco solamente, asegurándose de que sólo cinco pudieran estar en el Monte simultáneamente.

17 Para más información sobre este tema, ver: Nadav Shragai, El Libelo “Al-Aqsa está en Peligro”: La Historia de una Mentira (Jerusalem Center for Public Affairs, 2012).

18 https://www.templeinstitute.org/1925-wakf-temple-mount-guide.pdf

19 Entre los rabinos de la corriente central del sionismo religioso que permiten la entrada al Monte del Templo están los Rabinos del Consejo de Yesha; muchos de los rabinos de Beit Hillel, una organización de rabinos ortodoxos y liberales; jefes de yeshivas Bnei Akiva; el Rabino Haim Druckman; el rabino de Kiryat Shmonah, el Rabino Zephaniah Drori; y el mayor de los jefes de la yeshivas hesder y jefe de la yeshiva Birkat Moshé, Rabino Nahum Rabinovich.

20 Véase, por ejemplo, Tribunal Superior de Justicia 4185/90, sentencia del 23 de septiembre de 1993.

21 A través de los años, el Comité para Evitar la destrucción de Antigüedades en el Monte del Templo y el movimiento Fieles del Monte del Templo peticionaron al Tribunal Superior de Justicia. Entre los principales daños a antigüedades en el Monte: a finales de la década de 1990, una enorme cantera fue cavada en la esquina sureste del Monte del Templo durante el trabajo subterráneo de la mezquita Al-Marwani en los Establos de Salomón. El contenido de la cantera fue trasladado durante la noche en camiones y esparcido en los vertederos de basura de la zona de Jerusalén. Además, se instaló una sierra industrial en el Monte para aserrar antiguas piedras grabadas, columnas romanas, y así sucesivamente. En otro caso se cavaron trincheras en la parte elevada del Monte para el tendido de infraestructura eléctrica. En este caso, también, hubo graves daños a los sitios arqueológicos. El Contralor del Estado emitió un severo informe sobre este asunto, de la que sólo una pequeña parte fue hecha público mientras que su mayor parte se mantuvo en secreto.

22 Artículo 9/2 del tratado de paz entre los dos países establece:

En este sentido, de conformidad con la Declaración de Washington, Israel respeta el actual papel especial del Reino Hachemita de Jordania en los santuarios musulmanes de Jerusalén. Cuando se lleven a cabo las negociaciones sobre el estatus permanente, Israel dará alta prioridad al papel histórico de Jordania en estos santuarios.

23 Para más detalles sobre este episodio, ver, en la página web del Jerusalem Center for Públic Affairs, Nadav Shragai, “La Puerta Mughrabi al Monte del Templo en Jerusalén: La Urgente Necesidad de un Puente de Acceso Permanente”, 24 de octubre de 2011.

24 Un funcionario israelí de alto rango le confirmó esto al autor.

25 A este respecto véase, por ejemplo, un informe en un sitio de noticias israelí (en hebreo): http://www.nrg.co.il/online/1/ART2/555/194.html

26 Véase, por ejemplo, un informe y fotos que documentan el izado de una bandera de Hamas en el Monte en el sitio Mahlakah Rishona 14 de abril de 2014 (hebreo): http://www.news1.co.il/Archive/001- D-347383-00.html

 

Fuente: Jerusalem Center for Public Affairs

Autor : 

Anuncios