Las redes sociales deben dejar de ser una caja de resonancia de los violentos, de los asesinos y de los terroristas.

El cobarde terrorista que asesino a un anciano y sus hijos a traición mientras celebraban el shabat ha visto como cerraban su cuenta después de recibir el apoyo de ni mas ni menos que 18.000 personas.

En dicha cuenta, ademas de justificar delirantemente su decisión de asesinar inocentes amparado en el victimismo vomitaba insultos antisemitas del tipo “hijos de monos y cerdos”.

Fuente: Walla News

Anuncios