Las mentiras del antisemitismo disfrazado de antisionismo tienen las patas muy cortas como excelentemente nos demuestra Israel Winicki:

VERDAD: En el siglo VII un pueblo emparentado étnicamente con los turcos, los jazaros, o khazaros, o cuzaris se estableció en la península de Crimea, fundando un kanato independiente que llegó a convertirse en un gran imperio. En el siglo IX adoptaron la religión judía. En el siglo XII, aprovechando una lucha dinástica, el Imperio Bizantino destruye al imperio de los jazaros. Los sobrevivientes se refugiaron en el Cáucaso, donde se mezclaron con los pueblos de la región.

Ashkenazí, de Ashkenaz = Alemania. Los primeros judíos se establecieron en la actual Alemania durante el Imperio Romano, en aquellos poblados fundados por las legiones de Roma. Estas comunidades, a partir de las Cruzadas comenzaron a sufrir masacres y persecuciones, hasta que en el siglo XIV fueron expulsados del Sacro Imperio Romano Germánico. La mayoría de estos judíos se dirigió a Europa Oriental, para ser más exactos al Reino de Polonia, donde el Rey Casimiro el Grande los recibió con los brazos abiertos, otorgándoles una serie de privilegios. Estos judíos trajeron con ellos el idioma alemán con el agregado de palabras hebreas, al que luego se agregaron palabras polacas y rusas, dando origen al Yidish… (continua)”

Fuente (y articulo completo): Por Israel

Anuncios