Cuando el General de Brigada Yaniv Asor llegó hace dos años para dirigir la División Golan de la IDF durante los combates en Siria y concluyó que se deben tomar medidas para ayudar a ambas partes en el conflicto.

Las IDF han estado ayudando a los heridos en Siria co  cifras sin precedentes. Desde el comienzo de los combates, unos 3.000 heridos han sido tratados en Israel, y cerca de 1.000 niños y sus padres han sido admitidos para recibir tratamiento médico.

“Sólo ayer, dos niños se sometieron a cirugía cardíaca en el Centro Médico Sheba, sus operaciones financiadas por el Centro Peres para la Paz”, relató Asor.

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios