Enlace Judío México – Israel planea formar un ejército sirio en la frontera con los Altos del Golán y Jordania para detener la expansión iraní, según fuentes israelíes informadas.

NAZIR MAJLI

La idea del “Ejército del Sur de Siria”, que estará afiliado a Israel, se basa en el modelo del Ejército del Sur de Líbano que Israel fundó y apoyó durante los años setenta, dirigido por Saad Haddad y más tarde por Antoine Lahad.

Las fuentes señalaron que la idea está comenzando a formarse en conformidad con el acuerdo entre Estados Unidos y Rusia sobre un alto al fuego en el sur de Siria y evitar que fuerzas iraníes, Hezbolá y otras milicias afiliadas al régimen controlen la región.

Israel considera a Daraa, Suwayda y otras áreas en la frontera con el Golán como intereses políticos y de seguridad. Jerusalén tiene aliados allí, incluyendo la “milicia drusa Fursan al-Joulan” y otros grupos que dicen ser parte del Ejército Sirio Libre.

Estos aliados podrían servir de base para el establecimiento del “Ejército del Sur de Siria”.

Las fuentes confirmaron a medios israelíes que el propósito de estas fuerzas sería impedir que Hezbolá y otras milicias pro-iraníes tomen control de la zona después de que la guerra contra ISIS haya terminado y las tropas estadounidenses hayan abandonado el área.

En Israel suponen es que la retirada esperada de las fuerzas estadounidenses dejará la región completamente abierta a Rusia.

A pesar de que Israel coordina con Rusia su actividad en Siria, no confía en el liderazgo ruso. También duda de que Moscú pueda llegar a acuerdos con Irán sobre el control de la región para mantener el régimen sirio Bashar Assad en el poder.

Esa es la razón por la que Israel teme que Rusia sea el único responsable de vigilar el sur de Siria, pero debe acoplarse a los resultados que hasta ahora se han logrado entre Moscú y Washington. Por lo tanto, se ve obligado a crear alternativas, como formar el “Ejército del Sur de Siria”.

Con respecto a si Israel cree que tal idea puede funcionar dada la mala experiencia de Siria con el Ejército del sur del Líbano, las fuentes respondieron que esto no ha sido pasado por alto por algunos miembros de la oposición.

Cuando Israel decidió retirarse del Líbano en 2000, no discutió el plan con sus aliados libaneses y los abandonó, sin preocuparse por su destino. Ellos se vieron obligados a escapar a Israel, dejando atrás todas sus posesiones. Incluso entonces, Israel no les permitió inmediatamente entrar en su territorio y sólo concedió el ingreso a 6.000.

Según las fuentes, el principal temor de los grupos de oposición es que Siria se divida en tres áreas de influencia: rusa, iraní y turca. Temen que estos países decidan el futuro político de Siria sin tener en cuenta sus demandas.

Después de todo son los que provocaron la revuelta y están en su derecho de decidir dónde pueden vivir libremente lejos de Assad, Turquía o la injusticia de Irán. Mientras tanto, han encontrado a Israel que constantemente les proporciona suministros médicos y alimento.

Las fuentes israelíes añadieron que la oposición y las fuerzas rebeldes tiene muy claro que están siendo empujadas a un “estrecho callejón político”. Las fuerzas entonces tendrán poco espacio para negociar frente al control ruso del país y la división prevista de la zona.

Esto es especialmente claro después de que la mayoría de las milicias legítimas, excepto las kurdas, han perdido el apoyo estadounidense y se han vuelto irrelevantes en el juego de las grandes potencias. Ahora, deben negociar con Rusia desde una posición de debilidad.

Fuente: Asharq Al-Awsat / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Anuncios