La Unicef calla. Los organismos internacionales callan y, por supuesto, los autodenominados defensores del pueblo palestino callan.

Todos los hipócritas callan ante esta posible masivo delito contra los derechos de la infancia de los palestinos.

Y callan por que no se puede culpar a Israel de esta demencia criminal del ente palestino con sus propios menores, a los que cosifica condenándolos a ser carne de cañón, escudos humanos o terroristas potenciales.

Segun Shehabnews y Breitbart, al menos 120.000 niños palestinos recibirán adiestramiento terrorista en los campamentos de verano de la organización terrorista Hamas y de otras organizaciones similares como Yihad Islámica.

en nombre de israel.jpg

Anuncios