Otra muestra más de que el ente palestino es un regimen de apartheid donde los judios no son tolerados.

Cientos de fieles judios se vieron obligados a visitar de noche, y escoltados por el Batallón Duchifat, de la Brigada Kfir, la  tumba del profeta bíblico Joshua Bin Nun, situado en la aldea de Kifl Hareth, cerca de la ciudad de Ariel.

La entrada al sitio es posible una vez cada pocos meses por la coordinación y la escolta del ejército y las fuerzas de seguridad. Esta noche la entrada a la tumba fue asegurada por los combatientes del Batallón Duchifat de la Brigada Kfir, que están llevando a cabo operaciones en la región de Efraín

Fuente: Arutz Sheva

en nombre de israel

Anuncios