Excelente artículo de MidEast Web y excelente traducción de Hatzad Hashemi:

“Las cifras de la población de la Palestina Británica y turca son de interés histórico y forman parte de muchos debates históricos. La afirmación hecha por los sionistas que Palestina era “una tierra sin pueblo” es desafiada por historiadores pro-palestinos que citan cifras de censos mostrando una población árabe-palestina sustancial ya para el año 1914. Los sionistas acentúan que la mayor parte de este incremento parece haber ocurrido después de 1880, justamente cuando los judíos comenzaron a desarrollar Palestina. En particular, Joan Peters (“Desde Tiempos Inmemoriales”) afirmó que una gran proporción del aumento de la población entre los árabes fue debido a la inmigración. Los historiadores pro-palestinos tratan de presentar su caso afirmando que los colonos sionistas comenzaron a desplazar a los palestinos antes del año 1948.

El objetivo del presente texto es examinar los reclamos de ambos utilizando los mejores datos estadísticos disponibles, sin apoyar argumentos de uno u otro bando y sin ninguna intención, ya sea de denigrar la tragedia de los refugiados palestinos o utilizar los datos para cuestionar las reivindicaciones judías sobre Palestina. Las reivindicaciones morales de las partes no deben depender de los porcentajes de la población. En la práctica, estoy consciente que los datos de esta página han y serán utilizados para apoyar diversas reivindicaciones partidistas. Ese es precisamente el tipo de abuso que este material tiene como destino combatir. La conclusión principal es que “La naturaleza de los datos no permiten conclusiones precisas sobre la población árabe de Palestina en la época otomana y británica”. Cualquiera que pretenda lo contrario, de alguna manera, les engaña.

Podemos llegar a algunas conclusiones generales – Palestina no estaba vacía cuando los sionistas comenzaron a llegar, había algo de inmigración árabe también. Pero no podemos dar una cifra precisa, en todo caso, e incluso si pudiéramos, no constituiría evidencia alguna para respaldar cualquier reclamo moral.

Las irregularidades en los datos – Los debates sobre la población de Palestina prosperan debido a la falta de una buena información y a una confusión sobre el significado de las cifras del censo y por la voluntad de las partes por distorsionar la historia. Las cifras del censo del Imperio Otomano no eran fiables. Los residentes extranjeros no fueron contados y los residentes ilegales hicieron todo lo posible para evadir el censo, al igual que las personas que deseaban evadir el servicio militar y los impuestos. Las cifras de la población del mandato británico eran más fiables, aunque no se publicó ningún censo después de 1931. Las cifras para el período posterior a 1931 se basan en datos de hospitales y en los registros de inmigración y extrapolación, según parece. Los beduinos nómadas no fueron contados o sub-contados en ambos censos, en los otomanos y británicos. Los que llegaron a asentarse en Palestina se añadirían a las cifras de la población.

Al estudiar la población de Palestina entre 1800 y 1948, debemos tener en cuenta que hubo sólo un censo confiable acordado en todo ese tiempo, que tuvo lugar en 1931. El censo británico de 1922 fue tomado en condiciones poco confiables y puede que hayan contado de menos a la población. Las cifras otomanas ciertamente fueron calculadas mal, en una cifra menor. Los datos del censo de 1922 y 1931 y los estimados basados en estos censos también han sido cuestionados pero parecen ser consistentes internamente. Es decir, en su mayor parte, el número de personas indicadas por el mandato británico en 1922 y 1931 es consistente con las tasas de crecimiento naturales reportadas. Los números que figuran en la encuesta de 1945 son alrededor de 100.000 o más por debajo de lo que pudiera esperarse en función al número de refugiados y la población restante en 1948. Las incertidumbres en la mortalidad infantil y el sub-registro de nacimientos no dan cuenta de toda esta discrepancia. Esto se puede explicar por la inmigración ilegal o en parte al asentamiento de los beduinos nómadas entre la población árabe palestina…”

Puede leerse el resto del articulo en este enlace

 

Anuncios