Excelente artículo de Giulio Meotti para Arutz Sheva:

Goebbels está vivo y bien en la UNESCO

La UNESCO puede hacerlo peor, pero Israel y sus ciudades santas, Jerusalén y Hevron, son para siempre.

El Dr. Josef Goebbels no se suicidó en el bunker de Berlín con Adolf Hitler. Vive y dirige el trabajo de la Unesco, la agencia de la ONU que recientemente se reunió en Cracovia. En tres días, lograron que  la primera y segunda ciudades más santas del judaísmo, Jerusalén y Hevron, fueran “Jüdenrein”. Ellos islamizaron la ciudad de Abraham, Isaac, Sara, Jacob y el Rey David. Estos burócratas que han vendido sus almas a los países árabe-islámicos están reescribiendo no sólo la historia de Israel y los judíos, sino también la de la civilización occidental.

El odio a los judíos se está volviendo viral.

85 días han pasado desde que una pensionista judía en París, Sarah Halimi, fuera arrojada por la ventana por su vecino, un musulmán, gritando “Allah Akbar”. ¿Dónde está la investigación del gobierno francés? ¿Dónde están los obsequiosos medios franceses, siempre dispuestos a absolver al Islam? ¿Dónde están las autoridades políticas francesas? ¿Y la policía francesa? 

Como  decía Francis Kalifat, presidente del Conseil Représentatif des Institutions juives de France: ” Attal-Halimi necesita ser recordado como otra víctima de este nuevo odio hacia los judíos que ha ido creciendo en nuestro país desde el comienzo de la última década “. Esa es probablemente la razón por la que el establishment francés está presentando al asesino de Halimi como mentalmente loco cuando en realidad es un terrorista.

Mientras tanto, los turbantes islámicos que han arruinado a Irán han inaugurado en Teherán el reloj que cuenta los días que faltan hasta la destrucción de Israel. 8,411 …. Una fantasía? Tan cierto como el intento de la Unesco por reescribir la historia.

No, queridos fanáticos islámicos-iraníes, apaciguadores franceses y negadores de la historia de la Unesco, en 2040 el estado judío seguirá allí, más hermoso y fuerte de lo que es ahora. En Tel Aviv como en Hevron.

goebbels2.jpg

Anuncios