Acom, es la organización pionera y referente en España en lo que se refiere a la lucha contra el antisemitismo institucional.

A finales de los años 60, tras la fulminante y sorprendente victoria del estado de Israel ante el Eje árabe palestino, empezó a forjarse en los medios de opinión, en  partidos políticos (sobre todo de izquierda radical, pero también de forma más marginal de extrema de derecha) una narrativa maniquea en el mundo del activismo, una narrativa distorsionante y parcial del conflicto árabe israelí que a base de libelos, exageraciones, medias verdades, opiniones sesgadas y directamente mentiras han falseado la realidad de ese conflicto al punto de convertir a las víctimas en victimarios y a los agresores que deseaban (y así lo proclamaban y proclaman en la actualidad) el exterminio y desaparición del estado de Israel, en inocentes e indefensos seres, cuasi angelicales, libres siempre de macula, culpa y responsabilidad en ese tortuoso conflicto en el que precisamente esa parte, la parte palestina, es la mayor culpable de la situación actual y de los males que aquejan a su pueblo, inédito en la Historia hasta bien entrado el siglo XX.

Dicha narrativa fue germinando y creciendo en los años 80 y 90 donde los partidos radicales de izquierda y medios afines les daban cobertura política e informativa infiltrándose en los diferentes estratos académicos y universitarios donde un grupo de docentes liderados por Illan Pappe, más famoso por su postrera confesión en el diario Le Soir afirmando que lo importante no son los hechos sino la interpretación (política) de los mismos y sus polémicas, que por su excelencia docente o investigadora, empezaron a sembrar de lamentables diatribas anti israelíes las universidades y academias del mundo. España no fue ajena a este proceso y algunas universidades españolas son un autentico vivero de ese antisemitismo con problemas de conciencia que es el llamado “solo” anti sionismo al que pretenden revestir de un barniz de pseudo intelectualidad y academicista.

en nombre de israel

pappe1

(algunas de las declaraciones de Pappé admitiendo su poca fiabilidad como historiador)

Llegamos a un momento en  cualquier energúmeno con necesidad de sentirse (que no de serlo) solidario le basta ponerse una keffia palestina, tan “demodé” entre la inane progresía de salón, y soltar un par de barbaridades anti israelí para, automáticamente y en virtud del santísimo tribunal de la corrección política, transformarse en una persona “concienciada” y “solidaria” según los cánones políticos de moda. En la actualidad cualquier concejalito de pueblo, de Podemos, de IU, de la Cup, etc, con necesidad de sumar puntos y méritos ante sus superiores jerárquicos impulsan iniciativas locales demonizando a Israel e instando a un discriminatorio e injusto boicot contra la única democracia de Oriente. Cualquier ong, ávida de subvenciones publicas, recurre al reclamo publicitario del indefenso pueblo palestino en una muy lucrativa, pero indecente y deshonesta en muchos casos, industria de la solidaridad y el activismo mal entendido perpetuando el victimismo de quienes han iniciado todos los conflictos y continuamente recurren a la violencia y el terrorismo en vez del dialogo y la cooperación. Todo esto conforma un demencial aquelarre anti israelí contrario a las reglas del juego democrático y convivencia que deben inspirar la labor política de las entidades locales y la labor solidaria de las  ONG´s. En este páramo de sectarismo, y caza de brujas contra el estado de Israel, y por extensión contra el pueblo judío, donde “todo vale” si es en contra de Israel hace relativamente surgió una organización que está cambiando la situación en España, país donde la óptica pro palestina ha sido imperante durante muchos años ante la manipulable opinión pública. Esta organización se llama Acom y actualmente opera de forma exitosa en muchos frentes.

De forma callada y discreta, pero constante y eficaz, está presentando batalla legal ante el antisemitismo institucional de muchos ayuntamientos sometidos a partidos radicales. Un buen rosario de sentencias favorables  demuestran que el mensaje de odio del BDS no tiene cabida en una democracia moderna y que en esencia, además de ilegal, es injusto y moralmente inaceptable. Incluso Tribunales Superiores de Justicia, como el de Madrid, han dado la razón y validado la posición de Acom. Desde Cataluña a Andalucía, pasando por Asturias, Galicia o Valencia Acom ha derrotado judicialmente la intransigencia de los extremistas y promete seguir haciéndolo hasta limpiar el panorama político español del odio y la xenofobia del BDS, cuya bancarrota moral viene certificada por el reciente apoyo y aplauso de la organización Hamas.

hamas bds

Acom asume así un exitoso papel en el ámbito judicial, velando por la aplicación de la legalidad y la justicia, papel que quizás correspondería  a organismos oficiales españoles actuando de oficio o, incluso a la embajada de Israel o el Ministerio de AA.EE. de Israel actuando como parte afectada.

Ademas de esa labor en el ámbito judicial, pionera en España, Acom destaca por sus excelentes trabajos de estudio e investigación tanto para el público en general como para los estamentos políticos, ignorantes en no pocas ocasiones de la realidad de Israel y Oriente Medio. El magnífico, exhaustivo y excelente estudio sobre la financiación pública a ong´s españolas de marcado carácter anti israelí, elaborado con la colaboración del prestigioso NGO monitor, es una muestra palpable de ello, al punto de que el mismo líder de la oposición israelí, Yair Lapid, recientemente lo presentó en el parlamento español en presencia del presidente de Acom, la representante de NGO Monitor y políticos de prestigio españoles como Girauta de Ciudadanos. Ese excelente informe ha sido mencionado en no pocos e importantes medios periodísticos.

(Presentación en el Congreso de los Diputados del informe de Acom acerca de las subvenciones publicas a ong´s anti israelies)

Esta labor de estudio se ve complementada con  las muchas notas y comunicados informando y denunciando actos y eventos en los que incluso se da cabida a terroristas palestinos en locales públicos en un lamentable blanqueamiento del terror al que algunos disfrazan de “resistencia”.  La presencia de  violentas terroristas como Leyla Khaled en Barcelona y Madrid han tenido la oportuna replica y condena por parte de Acom evidenciando con ello la proximidad del terrorismo con la llamada causa palestina, incluso en aquellos que desde la ignorancia y/o mala fe en occidente llamamos “moderados”.

Mención aparte merece el hecho de haber sacado a la luz la connivencia entre organizaciones, en teoría neutrales y no partidistas, como la UNRWA España o la Casa Arabe con la agenda pro palestina lo que des legitima de forma inmediata la labor y moralidad de estas instituciones más propensas a ejercer de voceros del ente palestino que de una autentica labor de protección al refugiado o la difusión de la cultura árabe en España

Además de lo anterior la página de Acom difunde, comparte y traduce noticias que en muchas ocasiones son ignoradas por los medios españoles que solo publican o emiten información que sostenga esa ficticia imagen de un estado israelí, feroz opresor, y una contrapartida palestina, siempre inocente que tanto daño ha hecho a la comprensión y conocimiento de un conflicto que, por desgracia, dura ya demasiados años.

En definitiva, Acom es una organización independiente de hombres y mujeres que, de forma altruista, colaboran en la lucha contra la desinformación  y contra el antisemitismo, una organización que en un breve espacio de tiempo está consiguiendo “dar la vuelta a la tortilla” en el territorio español en relación a la percepción y visibilidad del Conflicto árabe israelí con un nutrido conjunto de resoluciones judiciales contrarias al discriminatorio BDS, una importante labor política que abarca desde el Congreso de los Diputados hasta las corporaciones locales, y una excelente labor informática y de documentación.

Es por todo ello que la magnífica labor de Acom, inédita en el territorio español en el ámbito judicial, más aún para una organización independiente, se configura de suma importancia para la única democracia de Oriente Medio, Israel, velando además por un debate limpio, honesto y no sectario de un conflicto iniciado por el  bando árabe palestino hace décadas que amenaza la misma existencia de la única democracia de Oriente Medio.

Acom ha llegado, y para desgracia del xenófobo BDS … está aquí para quedarse.

Anuncios