El regimen dictatorial palestino suprime la libertad de prensa.

El ente palestino, que no celebra elecciones democráticas ni pluripartidistas, ha detenido a un periodista llamado Jihad Barakat el jueves en la ciudad de Tulkarem, en el norte de Judea y Samaria.

Su “delito” : tomar fotos y filmar el convoy de coches del primer ministro palestino Rami Hamdallah tras pasar un puesto de control controlado por Israel.

Al-Quds informó que la AP había extendido la detención de Barakat por una semana adicional hasta el domingo.
Los palestinos expresaron sus frustraciones en los medios de comunicación social diciendo que este fue el último movimiento de la AP caracterizada por la excesiva agresividad contra periodistas palestinos y que los activistas y periodistas experimentan “amenazas a diario” para llevar a cabo su trabajo en Judea y Samaria.
Fuente: Maan NEws
en nombre de israel
Anuncios