Investigadores israelíes han desarrollado un nuevo método para examinar artefactos antiguos para localizar y descifrar inscripciones que se perdieron cuando los artefactos fueron descubiertos por primera vez porque la escritura se desvaneció hasta el punto en el que ya no era visible a simple vista.

Fuente: Iltv Israel Daily

Anuncios