Una piedra más en el camino de una organización que debiera ser neutral, objetiva y no sesgada, una organización que debería velar por conservar el patrimonio cultural sin falsear la historia, en definitiva una organización que debería ser ejemplo de ecuanimidad, moralidad y amor a la cultura y el conocimiento.

Nada de eso es la UNESCO convertida, hoy en día, en un vergonzante organismo títere del lobby anti sionista y una eficaz herramienta legitimadora del artificial ente palestino al que otorga cobertura moral y, en teoría, cultural e histórica.

Este organismo ha aprobado reconocer como sitio “patrimonio palestino” la ciudad vieja de Hebron y la Cueva de los Patriarcas (judíos) y serán registrados como tales en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO

La resolución  finalmente fue aprobada por 12 votos a favor, 6 abstenciones y 3 en contra.

Además la UNESCO declara a ambos lugares  como sitios en peligro, lo que significa que cada año el Comité del Patrimonio Mundial de la UNESCO se reunirá para discutir el caso.

Hebron es la segunda ciudad mas importante para el pueblo judío, ciudad donde la comunidad judía ha vivido ininterrumpidamente miles de años (siglos antes de la llegada de los primeros árabes y milenios antes de que se inventara el pueblo palestino en el s. XX) hasta 1929 cuando fueron exterminados por los árabes de la localidad y es el lugar de sitios tan significativos para el judaísmo como la Cueva de los Patriarcas (judíos) y otros muchos.

Hoy en día una exigua comunidad judía ha regresado a su ciudad reclamando las casas de donde fueron expulsados; por desgracia esa comunidad necesita protección militar para salvaguardar sus vidas por que el regimen de apartheid palestino no tolera presencia judía.

Ahora, 88 años después,  la Unesco se ha convertido en postrero cómplice de la masacre antisemita de Hebron de 1929 que pretendía eliminar la presencia judia de esa ciudad.

Fuente: Ynet

 

 

Anuncios