La operación de rescate “Yonatan” (en honor a Yonatan NEtanyahu, asesinado en la misma)  fue una acción espectacular de las fuerzas de élite del estado de Israel, que demostró ser capaz de afrontar cualquier amenaza fuese donde fuese.

La organización terrorista FPLP fue la responsable del secuestro del avion de Air France y su posterior desvóo a Entebbe donde pretendia asesinar a los pasajeros judios del avion si no cumplian sus exigencias. El mismo FPLP cuyos miembros hoy en dia son recibidos y dan conferencias en España :

“El equipo de rescate emprendió su ruta por la península del Sinaí sobre Sharm el-Sheij siguiendo la trayectoria sobre la franja internacional de vuelo sobre el mar Rojo en dirección sudeste, volando a una altura inferior a 30 m para evitar la detección por parte del ejército de Egipto, Sudán y Arabia Saudita. Cerca del extremo sur del mar Rojo los C-130 pusieron rumbo al sur pasando sobre Djibouti. Desde allí, llegaron a un punto al noreste de Nairobi, Kenia, después de pasar probablemente a través de Somalia y el Ogaden de Etiopía. Luego tomaron rumbo al occidente, pasando a través del Gran Valle del Rift y el lago Victoria.

Dos Boeing 707 seguían a los aviones de carga. El primero de ellos trasportaba personal y dispositivos médicos y aterrizó en el Aeropuerto Internacional Jomo Kenyatta en NairobiKenia. El comandante de la operación, General Yekutiel Adam, iba a bordo del segundo avión, el cual sobrevoló el aeropuerto de Entebbe durante el rescate.

Los equipos israelíes aterrizaron en Entebbe a las 23:00 Hora Estándar de Israel (UTC +2), con la puerta de la bahía de carga abierta. Un Mercedes negro acompañado de vehículos Land Rover fueron usados para dar la impresión que la caravana que trasportaba las tropas israelíes desde las aeronaves a la terminal era la escolta de Idi Amin o de algún otro funcionario de alto rango. El Mercedes y su vehículos de escolta fueron conducidos rápidamente por el equipo de asalto hacia el aeropuerto de la misma forma que lo hacía Amin. En la vía dos guardias ugandeses, que sabían que Amin había reemplazado recientemente su Mercedes negro por uno de color blanco, detuvo la caravana de vehículos. Los comandos le dispararon a los centinelas con pistolas provistas de silenciadores, pero sin matar a ninguno de los dos.3 Mientras se alejaban, un comando se percató desde uno de los Land Rover que seguían al Mercedes, que los centinelas estaban vivos y los mató inmediatamente con una ráfaga de su rifle de asalto. Previendo que los secuestradores hubiesen sido alertados prematuramente, el equipo de asalto debió entrar rápidamente en acción.

Rescate de los rehenes

Los israelíes saltaron de los vehículos e irrumpieron en la terminal. Los rehenes estaban en el salón principal del edificio del aeropuerto, justo al lado de la pista. Al entrar a la terminal, los comandos gritaban a través de un megafono, «permanezcan abajo! permanezcan abajo! somos soldados israelíes» tanto en hebreo como en inglés. Un joven francés de 19 años llamado Jean-Jacques Maimoni, quien se había identificado como judío de Israel ante los secuestradores a pesar que tenía un pasaporte francés, se puso de pie y murió a manos de los comandos que lo confundieron con un secuestrador. Otro rehén, Pasco Cohen de 52 años, gerente de una empresa de seguros médicos, fue también herido fatalmente por un tirador de alguno de los dos bandos. Adicionalmente, un tercer rehén, Ida Borochovitch de 56 años, judía de origen ruso que había emigrado a Israel, murió en el cruce de disparos.

Un C-130 Hercules en frente a la antigua terminal del Aeropuerto de Entebbe luego de llegar con suministros destinados a los campos de refugiados de Rwandan 1n 1994. Son todavía visibles los agujeros de bala del rescate en 1976.
Mientras tanto los otros tres C-130 Hercules aterrizaron y descargaron transportes blindados de personal, los cuales se iban a utilizar durante la hora requerida para la recarga de combustible, la destrucción de los aviones de caza en el aeropuerto para prevenir la persecución de las aeronaves rescatistas después de la partida de Entebbe.

Evacuación

Después del rescate, el equipo de asalto israelí retornó a las aeronaves y empezó a llevar los rehenes rescatados a bordo. Los soldados ugandeses les dispararon durante el proceso, desde la torre de control del aeropuerto. Los comandos israelíes devolvieron el fuego con sus rifles de asalto, infligiendo fuertes bajas entre los ugandeses. El comandante del equipo de asalto Yonatan Netanyahu murió, posiblemente a manos de un tirador ugandés, siendo el único militar israelí muerto durante la operación. Al finalizar la evacuación de los rehenes, cargaron el cuerpo de Netanyahu en uno de los Hércules y despegaron del aeropuerto de Entebbe. Toda la operación tardó 53 minutos, el asalto duró solo 30 minutos y los siete secuestradores presentes murieron. Al menos otros cinco comandos israelíes fueron heridos. De los 105 secuestrados, tres murieron y aproximadamente 10 fueron heridos. Otro secuestrado que había sido llevado previamente a un hospital en Uganda fue dejado atrás y asesinado posteriormente por orden de Idi Amin. Entre 33 y 45 soldados ugandeses murieron durante el rescate y 11 cazas MiG-17 de la Fuerza Aérea de Uganda, fueron destruidos en tierra. Los rescatados poco después de la operación volaron a Israel vía NairobiKenia.

Reacción ugandesa

Asesinato de Dora Bloch

Miembros de la familia dan su último adiós a Dora Bloch, después que fue asesinada por oficiales de Uganda.
Dora Bloch, una inmigrante judía británica de 75 años internada en el hospital Mulago de Kampala, fue asesinada después del rescate por orden del gobierno de Uganda. En abril de 1987, Henry Kyembafiscal general y ministro de justicia en ese momento, comunicó a la Comisión de Derechos Humanos de Uganda que Bloch había sido sacada a rastras de la cama del hospital y asesinada por dos militares a las órdenes de Idi Amin. El cuerpo de Bloch fue depositado en la cajuela de un vehículo con placas del servicio de inteligencia de Uganda. Sus restos fueron recuperados cerca de una plantación de azúcar a 32 kilómetros al este de Kampala en 1979, después de la Guerra Uganda-Tanzania que dio final al mandato de Amin.

Asesinato de kenianos

Idi Amin ordenó el asesinato de cientos de kenianos que habitaban en Uganda en venganza por el apoyo a Israel en el rescate”.

Fuente: Wikipedia

Anuncios