Continua la campaña de limpieza étnica de judíos auspiciada por el ente palestino con la enésima agresión hacia los sitios sagrados del judaismo.

Rabinos y estudiosos que diariamente asisten a las instituciones en la Tumba de Raquel en Belén escucharon una fuerte explosión ayer (lunes) mientras estudiaban, provenía de un artefacto explosivo improvisado lanzado por terroristas árabes a través de la valla de separación, cerca de la ventana de la Tumba de Raquel.

Afortunadamente nadie resultó muerto ni herido.

Fuente: Arutz Sheva

 

Anuncios