En los últimos dos meses, el número de títulos emitidos por la AP para permitir que los habitantes de Gaza puedan viajar fuera de la franja para recibir tratamiento médico ha caído de más de 2.000 al mes a unas pocas docenas. El 90% de las solicitudes están siendo ignoradas.

Las personas con cáncer y enfermedades del corazón que habían sido tratados en Israel no pueden reanudar sus tratamientos. Los niños que han estado viajando regularmente a los hospitales en Israel están atrapados y sus padres están desesperados.

Y, como  informó anteriormente , la AP ha dejado de enviar anestesia a Gaza, lo que significa que la mayoría de las operaciones no se pueden realizar.

Entre esto y la negativa de la AP a pagar por la electricidad y combustible de Gaza, vemos una indiferencia total por Mahmoud Abbas para la vida y el bienestar de su pueblo.

El único líder político de la región que muestra tan poco respeto por su propio pueblo es el sirio Bashar Assad.

Obviamente ningún autodenominado defensor del pueblo palestino ha protestado.

Fuente: Elder of Ziyon

Anuncios