COBRAN 4.500 SHEKELS AL MES POR ELLO PAGADOS POR TURQUIA.

Una organización turca, financiadA en parte por el gobierno turco, invirtió en un proyecto destinado a lograr que  500 mil árabes se desplacen a la mezquita de Al-Aqsa “para protegerlo contra la invasión israelí y de la amenaza de su destrucción”, según una investigación realizada por Israel Hayom.

El periodista Nadav Shrag informó que una organización llamada “Mirasimiz” ( “Nuestro Legado,” – ed.) organizó el transporte masivo a la ciudad vieja de Jerusalén, asignando 11,5 millones de shekels para este propósito. El proyecto de transporte tenia que ser continuado durante muchos meses, y la organización compró 11 autobuses y contrató a decenas de autobuses adicionales cada semana para ejecutar el proyecto.

Entre los transportados por la organización constaban el violento grupo de fanáticos agresivos conocidos como “Mourabitoun” y el grupo de fanáticas conocidas como  “Murabitat,” bajo los auspicios de la rama norte del Movimiento Islámico en Israel, que más tarde fue ilegalizado después de que organizara disturbios violentos  en el Monte del Templo, amenazando e interrumpiendo las visitas al sitio judíos.

El Shin Bet descubrió que, a cambio de su presencia en el Monte del Templo y su acoso a los visitantes judíos al sitio, cada uno de los Mourabitoun y de las Murabitat recibieron un salario mensual de 4.500 shekels al mes.

El líder de la organización habla al estilo del presidente Erdogan de Turquía, y la visión de un renacimiento futuro de Jerusalén, en el espíritu de la herencia otomana. Dijo que el derecho internacional en Jerusalén es la ley otomana, y Turquía tiene derecho a participar en Jerusalén porque la ciudad es la herencia de los otomanos.

Fuente: Arutz Sheva

 

Anuncios