La verdadera fuerza de Israel está en su innovación, creatividad y en su capacidad tecnológica.

Y de esto sabe mucho el ejercito de Israel.

“La Unidad 8200, el grupo ultrasecreto de las Fuerzas de Defensa de Israel, no es sólo un escuadrón de ciberseguridad y espionaje, es quizá la mejor escuela de emprendimiento del mundo, y genera cientos de startups de tecnología disruptivas.

Ésta podría ser la historia jamás contada más impactan­te en la histo­ria de los hackers. A principios de 1990, Avishai Abrahami se encontró a sí mismo, como es obligatorio para la mayoría de los israelíes cuando se gradúan de la preparatoria, alistándose en las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Pero Abrahami había sido asignado a una división de la que no se le permitió hablar, ni siquiera a sus padres…”

El artículo completo puede leerse en Dossierpolitivco.com

Anuncios