“Este acuerdo muestra la excelente cooperación que se ha creado con las autoridades sanitarias de Chipre”.

Un acuerdo para compartir los riñones para trasplante de donantes vivos se firmó esta semana en Chipre entre el Ministro de Salud Yaacov Litzman y el Ministro de Salud chipriota George Pamporidis.

“Este es un importante acuerdo médico que salvará las vidas de israelíes y de ciudadanos de nuestra isla vecina”, dijo Litzman en la ceremonia. “Lo veo como una misión nacional.

El acuerdo refuerza la conexión con nuestro vecino en el extranjero, tanto diplomática como médicamente, y esto es un logro para el sistema médico israelí.

Preveo que se firmarán futuros acuerdos con otros países”.

Como Israel sólo está a unos 470 km. de la isla, los órganos de parientes sanos cuyos tipos de tejidos son inadecuados para los posibles receptores en un país pueden volar rápidamente en avión privado a receptores compatibles en el otro.

El director general asociado, el profesor Itamar Grotto, quien acompañó a Litzman, dijo: “Este acuerdo muestra la excelente cooperación creada con las autoridades sanitarias de Chipre … y abre la puerta a nuevos acuerdos de cooperación en los campos de promoción de la salud, seguridad alimentaria y preparación para emergencias”.

El programa de cooperación fue elaborado por los centros de trasplantes de ambos países. Se refiere a candidatos de trasplante que tienen un pariente dispuesto a donar un riñón, pero la donación no puede hacerse dentro de la propia familia por una de las siguientes razones: incompatibilidad entre el tipo de sangre del candidato y el tipo de sangre del donante; presencia de anticuerpos en los riñones del donante de sangre.

Un par que no pueda donar a un israelí adecuado será intercambiado con Chipre y viceversa. Los datos se introducirán en un programa informático especial que realiza comprobaciones cruzadas y encuentra coincidencias entre donantes y candidatos a trasplantes de otras parejas. Como resultado, se crean nuevos pares – un candidato de un par y un donante de otro par con el que hay compatibilidad, y por lo tanto, el trasplante se puede realizar.

Cualquier candidato a trasplante que tenga un donante familiar cercano tiene derecho a unirse al programa, incluyendo pacientes en diálisis e individuos con insuficiencia renal que aún no han iniciado la diálisis.

Israel ya tiene un programa de donación cruzada que lleva el nombre de Dani Shmueli. Como resultado, cada año, unos 10 pares de receptores reciben riñones aunque sus familiares no coinciden.

Como resultado del acuerdo con Chipre, el grupo de donaciones cruzadas aumentará, incrementando las posibilidades de encontrar compatiblidades. Además, una combinación de contribuyentes y receptores de diferente origen étnico puede aumentar la posibilidad de encontrar coincidencias con altos niveles de anticuerpos dañinos.

El programa fue aprobado por el comité directivo del Centro Nacional de Trasplantes de Israel, encabezado por el Prof. Rafael Beyar, director general del Centro Médico Rambam de Haifa. Fue iniciado por el Prof. Eitan Mor, jefe de trasplante en el Rabin Medical Center-Beilinson Campus en Petah Tikva.

Pronto habrá una reunión tripartita de los ministros de salud de Israel, Chipre y Grecia sobre la cooperación entre sus ministerios.

Fuente: The Jerusalem Post – Traducción: Silvia Schnessel – Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Anuncios