La Knesset convocará una reunión de emergencia para sondar la sedición contra las FDI esparcida por los legisladores árabe-israelíes.

Los miembros árabes-israelíes de la Knesset (MK, Miembros de la Kneset) del partido político de la Lista Árabe Conjunta están violando la ley al animar y ayudar a una organización que incita a la juventud árabe a no alistarse en el servicio de las Fuerzas de Defensa de Israel, según un nuevo informe publicado por la organización estudiantil sionista Im Tirtzu.

El informe se centra en Bladna, una organización sin fines de lucro reconocida por el estado, cuyas actividades incluyen la celebración de conferencias, seminarios y talleres dedicados a desalentar a los jóvenes árabes de alistarse en las FDI o la alternativa, el Servicio Nacional.

Gran parte de las actividades de Bladna tienen lugar dentro de las escuelas.

De acuerdo con la Sección 109 del Código Penal de Israel, uno puede enfrentarse hasta cinco años de prisión si “incitó o indujo a una persona obligada a servir en una fuerza armada a no servir en ella o a no presentarse para el servicio militar”.

El informe explica cómo los esfuerzos de Bladna para desalentar el alistamiento de los jóvenes drusos, que son responsables del servicio de las FDI, representan una clara violación de la ley.

Un ejemplo citado en el informe fue un seminario sobre “La historia de los drusos palestinos” organizado por Bladna en la ciudad druza de Daliyat el-Karmel, en el que se destacó “la importancia de negarse a alistarse”.

Además, las conclusiones plantean la preocupación de que las actividades de Bladna también constituyan actos de sedición, que el Código Penal define como “la promoción de conflicto y la enemistad entre diferentes partes de la población”.

Los miembros árabes de la Knesset han apoyado públicamente a la organización y han participado en sus eventos. En abril de 2017, el Presidente de la Lista Conjunta MK Ayman Odeh, MK Haneen Zoabi, MK Yousef Jabareen y MK Masud Ganaim participaron en un taller organizado por Bladna en una escuela de Kfar Kanna enfocada a desalentar el alistamiento de las FDI.

La participación de Odeh en la organización se remonta a 2010, cuando habló en varias conferencias de Bladna y fue presentado como Presidente del Comité para Combatir el Servicio Nacional y Todas las Formas de Alistamiento. En enero de 2017, Odeh expresó su apoyo a la negativa a inscribirse en un post de Twitter.

Los árabes-israelíes sirven en las FDI, y su número está creciendo constantemente, aunque otros en su comunidad a menudo ven el servicio militar en el estado judío negativamente.

Menos de 10 musulmanes árabes sirvieron en el ejército israelí hace unos años, pero ahora su número se cuenta en docenas.

Del mismo modo, el alistamiento no judío en el servicio civil nacional, equivalente a servir en las FDI, ha aumentado el 650 por ciento en sólo seis años.

Financiamiento externo y lavado de cerebro

El informe también llama la atención sobre las fuentes de financiamiento de Bladna, que incluyen el Fondo de Nueva Israel con sede en Estados Unidos y los gobiernos europeos. De acuerdo con los datos obtenidos por Non-Profit Registrar de Israel, en 2015 Bladna recibió cerca de NIS 2 millones de la Unión Europea (UE).

El Presidente del Subcomité de Personal de las FDI, MK Amir Ohana, anunció su intención de convocar una sesión del comité de emergencia para discutir las conclusiones del informe.

“No podemos permitir que los enemigos de Israel hagan daño a las FDI y a sus soldados”, dijo Ohana. “Estos despreciables individuos están tratando de desalentar el alistamiento de la comunidad drusa, que incluye a los mejores de nuestros guerreros y héroes”.

Pidió a la policía que iniciara una investigación criminal contra los implicados en Bladna.

El CEO de Im Tirtzu, Matan Peleg, enfatizó cómo New Israel Fund y los gobiernos europeos están tratando de “lavar el cerebro” a los jóvenes árabes contra la integración en la sociedad israelí.

“Es inconcebible que la incitación anti-Israel pueda penetrar sin obstáculos en las escuelas israelíes”, dijo Peleg. “Es importante señalar cómo los que más sufren son los jóvenes árabes, a los que se les ha lavado el cerebro para oponerse a la sociedad en la que viven”.

Fuente: World Israel News

Anuncios