La organización terrorista Hamas se niega a informar a la Cruz Roja acerca de los israelíes desaparecidos.

Con “desaparecidos” quiero decir “secuestrados” o directamente “asesinados”.

Mercadean con el dolor. Son miserables hasta decir basta. Ademas de violar del Derecho Internacional Humanitario que tanto reclaman otras veces.

Así de “coherente” y humanitario es el antisionismo.

Son los civiles israelíes Hisham al-Sayed y Avraham Mengistu, ambos de los cuales parece que sufren de trastornos psiquiátricos y mentales y el tercer civil, Jumaa Abu Ghanima, al que se perdió la pista en Gaza en julio de 2016.

Fuente: Elder of Ziyon

 

Anuncios