Macabro, sádico y pavoroso.

“Un libro reconstruye la noche en la que la condesa Margit Batthyány-Thyssen ofreció una fiesta en la que algunos asistentes y miembros de las SS asesinaron a 180 judíos”

“Es la noche del 24 al 25 de marzo de 1945. Margit Batthyány-Thyssen, hermana mayor del barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza y mujer del conde Iván Batthyány, ha organizado este festín. Entre sus selectos invitados hay miembros del partido nazi, como Franz Podezin, suboficial mayor de las SS, miembro de la Gestapo y uno de sus famosos amantes. Le acompañan Josef Muralter o Joachim Oldenburg. Todos ellos bailan alrededor del músico húngaro. Borrachos. Rojos. Hinchados. Aplauden y giran sobre sí mismos mientras alaban al Führer. Ritual de trance del mundo ario.

Ante este guirigay, Franz Podezin se retira a una habitación contigua. Le llama un camarada del partido. Parece urgente y delicado. Doscientos judíos de Hungría acaban de llegar a la estación de ferrocarril de Rechnitz … (continua)”

Fuente (y artículo completo): El Mundo

Anuncios