Qatar está expulsando a varios altos miembros de Hamás, a debido a la presión exterior, señala un reporte del canal de televisión libanés Al Mayadeen, afiliado a la organización terrorista chií Hezbollah.

La movida parece ser un gran golpe para el grupo terrorista islámico sunita Hamás, cuya feudo principal se encuentra en la Franja de Gaza.

Qatar ha sido uno de los patrocinadores principales de Hamás, vertiendo cientos de millones de dólares en Gaza, y dando refugio los cabecillas del grupo, en los últimos años.

Representantes del opulento emirato del Golfo Pérsico le entregaron una lista a Hamás de los miembros que tienen que hacer las valijas e irse de Doha, la capital de Qatar.

Según el reporte, la lista señala los funcionarios de Hamás responsables de la coordinación con los operativos del grupo terrorista en Cisjordania (Judea y Samaria). La lista habría sido elaborada a partir de los interrogatorios de presos de seguridad palestinos detenidos en Israel, apunta el canal libanés.

Qatar pidió disculpas destacando que debe llevar a cabo la medida como resultado de una intensa “presión externa”, sin ofrecer más detalles.

Casualmente, el presidente norteamericano, Donald Trump, calificó a Hamás como una organización terrorista y la asoció con otros grupos terroristas tales como Hezbollah, Al Qaeda y el Estado Islámico, durante el encuentro que mantuvo, recientemente, con líderes musulmanes en Arabia Saudita.

“El verdadero daño del Estado Islámico, Al Qaeda, Hezbollah, Hamas y tantos otros, debe ser contado no sólo en el número de muertos, sino que también debe ser computado en generaciones cuyos sueños han desaparecido”,  enfatizó Trump en Arabia Saudita.

Durante su estancia en Riad, Trump también se reunió con el emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad al Thani.

Qatar ha sido criticado duramente en los últimos días por sus vecinos del Golfo por sus relaciones cercanas con Irán y los Hermanos Musulmanes.

En 2012, el jeque Tamim bin Hamad al Thani fue el primer jefe de Estado en visitar Gaza, prometiendo juntar 400 millones de dólares para su reconstrucción.

Khaled Mashaal, es uno de los líderes de Hamás que está viviendo plácidamente en Qatar. En 2012, Mashaal desmanteló el cuartel general de su grupo en Damasco, por desavenencias con el régimen del presidente alauita sirio, Bashar al Assad, a raíz de la brutal represión de los rebeldes, en la guerra civil, y aterrizó en Doha. Los rebeldes sirios, al igual que Hamás, son principalmente sunitas.

Además de Qatar, varios cabecillas de Hamás residen en Turquía, entre ellos Saleh al Arouri, acusado por Israel de estar a cargo del entrenamiento de células terrorista en Cisjordania.

Fuente: Aurora

Anuncios