Mientras los judíos ven limitado el acceso al Monte del Templo (el lugar más sagrado del judaismo) y necesitan protección policial ante el acoso al que se ven sometidos, los musulmanes palestinos invaden por miles dicho lugar sin ningun problema.

Es el no apartheid israelí.

 

Anuncios