No se constata ninguna huelga de hambre por estos presos, que lo fueron sin ninguna garantía judicial, asesinados mediante tortura en las tétricas mazmorras del criminal regimen sirio de Assad.

Y es que mientras los presos palestinos en las prisiones sirias mueren a cientos en condiciones infrahumanas, en Israel, el archi-terrorista y mega-asesino Barghouti encabeza una huelga de hambre a base de chocolatinas solicitando que respeten sus derechos básicos, entre ellos mas canales de TV por cable.

462 personas torturadas hasta morir no merecen ni un segundo de preocupación por parte de esos autodenominados defensores del pueblo palestino que se declaran “solo” anti sionistas.

Menos mal que los sionistas si nos preocupamos por el pueblo palestino y denunciamos estas salvajadas que ellos omiten y esconden.

Fuente: Actionpal

en nombre de israel.jpg

 

Anuncios