Trump está empezando a descubrir la inmoralidad del doble discurso del ente palestino.

Lo bueno de Trump es que no puede evitar ser como es y decir lo que piensa.

Al punto de acusar, a grito pelado, al presidente del ente palestino de mentirle en la visita que ambos tuvieron en Washington el pasado marzo en el que el dictador palestino le engañó vilmente acerca de la participación de la organización terrorista que preside, Fatah, en la incitación anti israelí.

La reciente visita que el presidente de los USA ha realizado a Israel y los territorios en disputa ha servido para que el estado judio le presente pruebas irrefutables acerca de adoctrinamiento en el odio y la incitación anti israelí de la Autoridad Palestina.

Fuente: Arutz Sheva

en nombre de israel.jpg

 

 

Anuncios