Buenas noticias, por otra parte lógicas.

El parlamento checo ha rechazado este miércoles la reciente resolución  de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) sobre el estatus de Jerusalén y pidió al gobierno Checo cortar su financiación a la UNESCO.

Ademas la Cámara dijo que el gobierno Checo debe “defender una posición respecto a Jerusalén como la capital de Israel e impedir medidas que distorsionan los hechos históricos y están motivados por el espíritu de odio anti-israelí.”

Fuente: UnitedwithIsrael

Anuncios