Nuevos hallazgos arqueológicos arrojan luz sobre la última batalla que se produjo entre romanos y Judios hace casi 2.000 años en Jerusalem

La Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA) y la Autoridad de Naturaleza y Parques dieron a conocer evidencia de 2.000 años de antigüedad de la última batalla de Jerusalén en la víspera de la destrucción del segundo templo.

Los arqueólogos encontraron puntas de flecha de ballesta y bolas de piedra en la calle principal que ascendió desde las puertas de la ciudad al templo. Estos hallazgos cuentan la historia de la última batalla entre las legiones romanas y los rebeldes judíos, que se atrincheraron en la ciudad. La batalla resultó en la destrucción de Jerusalén en el verano del año 70 EC.

Fuente: WorldIsraelNEws

Anuncios