74 trabajadores palestinos y sus familias salvados de la miseria a la que les abocó el BDS gracias a Israel.

Sodastream, empresa ejemplar víctima de un atroz acoso por parte del discriminatorio BDS en Estados Unidos, en un generosísimo gesto ha vuelto a contratar a sus empleados palestinos que fueron a la calle tras el cierre de su factoría en Judea y Samaria.

También el estado de Israel ha facilitado la contratación con los oportunos permisos laborales y de entrada a Israel para trabajar.

74 trabajadores palestinos, víctimas del BDS, serán recolocados en la nueva y moderna factoría del Neguev, y con ello, podrán recuperar su medio de vida y sacar adelante a sus familias.

Así pues una de las aparentes victorias del BDS se convierte en una derrota al quedar patente la generosidad y humanidad tanto de Sodastream como del estado de ISrael en contra de la falsa propaganda del BDS.

POR CULPA DEL BDS 500 TRABAJADORES PALESTINOS PERDIERON SU EMPLEO EN LA FACTORIA DE SODASTREAM DE MAALE ADUMIN

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios