“The Lancet, una de las revistas más reconocidas en el mundo de la medicina y de la salud, publicó un volumen dedicado al sistema de salud en Israel, destacando sus logros y desafíos.

La revista publicó críticas mordaces de Israel durante la Operación Plomo Fundido, en una nota titulada “Carta abierta para el pueblo de Gaza”, por el profesor Richard Horton.

La carta era una fuerte crítica de Israel, afirmando que su política era una desgracia para la raza humana, mientras que visiblemente no criticaba a Hamas en absoluto. Investigadores y médicos de Israel y del mundo se opusieron abiertamente a la revista y a Horton.

Hace unos tres años, Horton llegó a Israel invitado por el profesor Karl Skorecki, Director de Desarrollo Médico y de Investigación en el Centro Médico Rambam de Haifa. Horton también se reunió con el profesor Rafael Beyar, Director del Centro Médico Rambam y el Prof. Mark Clarfield de la Universidad Ben-Gurión.

Durante la visita, se decidió dedicar una edición especial al sistema de salud en Israel, que se publicó este lunes en todo el mundo. Posteriormente Horton se disculpó por sus ataques contra Israel.

La edición especial de la revista The Lancet se compone de tres secciones principales: la Universidad Ben-Gurion, el Instituto Nacional de Investigación sobre Políticas Sanitarias de Israel y el Centro Médico Rambam con diez artículos escritos por médicos e investigadores israelíes sobre una variedad de temas relacionados con el sistema de salud.

 

“Queríamos convertir el lamentable episodio en un instrumento positivo y constructivo que conduzca al reconocimiento de las ventajas de Israel para la salud mundial,” escribió Horton en el artículo final de la edición.

“Esperamos que esta edición especial no sólo mejore la salud y la igualdad de oportunidades en este campo dentro del país, sino también entre Israel y sus vecinos, que sirva como plataforma para una mayor participación de médicos e investigadores israelíes en temas de salud mundial”.

Además de abogar por los esfuerzos internacionales de profesionales médicos, Horton criticó los esfuerzos del movimiento BDS: “El boicot a académicos y médicos israelíes, dirigido por el movimiento BDS, es ineficiente y nunca podrá influir en la opinión política para promover una solución, por el contrario, dañará estos objetivos”.

“La edición especial sobre Israel no es un proyecto único, sino el comienzo de una estrecha asociación,” concluyó Horton en Tel Aviv.”

Fuente: Ynet / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Anuncios