Silencio absoluto del BDS, de Betselem y de otros autodenominados defensores del pueblo palestino ante estas gravisimas violaciones de los derechos de las mujeres palestinas con la connivencia de los poderes publicos, mas preocupados por amasar fortunas y el terrorismo que por el bienestar de su propio pueblo.

Los llamados “crimenes de honor” son, por desgracia, una realidad cotidiana en la entidad palestina.

Solo en el mes de dos mujeres fueron asesinadas en Rafah, en Gaza: un hombre disparó a su mujer y un padre acuchilló a su hija.

A pesar de una la reforma del código legal palestina de 2011 dirigido a la prevención de los llamados “crímenes de honor”, la ley palestina permite que los hombres sigan maltratando, violando y asesinando mujeres  en los territorios administrados por la Autoridad Palestina y/o Hamas, recibiendo sentencias reducidas significativamente a discrecionalidad de los jueces.

Se han presentado 12000 firmas para pedir a Abbas, recogidas por los grupos de derechos de las mujeres palestinas, que cancele el artículo 99 del código penal jordano, que dicen que alienta el asesinato-

De acuerdo con un asesor jurídico del Ministerio de Asuntos de la Mujer de la Autoridad Palestina, la ley es necesaria para garantizar la justicia, pero el caso es que deja la puerta abierta a vergonzosos casos de impunidad machista.

Fuente: The Times of Israel y Elder of Ziyon

Anuncios