La Autoridad Palestina, por parte de Abbas, ha exigido a Trump una serie de mejoras en la infraestructura, a saber:

Un aeropuerto en el territorio controlado por la AP en Samaria,

Una nueva central eléctrica en el norte de Samaria

Una nueva fábrica de cemento (la familia de Abbas tiene intereses en el sector cementero)

Un complejo hotelero en el Mar Muerto.

Como contrapartida a estas exigencias, Abbas ofrece lo siguiente:

Nada.

Fuente: Arutz Sheva

Anuncios